“Cuando alguien habla de elegancia, está tentado de mirar en el espejo retrovisor” afirma Van Assche

 

El modisto belga Kris Van Assche saluda al público al final del desfile de Christian Dior de la semana de la moda masculina otoño-invierno 2015 en París, el 24 de enero de 2015

El modisto belga Kris Van Assche saluda al público al final del desfile de Christian Dior de la semana de la moda masculina otoño-invierno 2015 en París, el 24 de enero de 2015

¿Cómo se viste en 2015 un hombre radicalmente moderno? El belga Kris Van Assche respondió en la semana de la moda masculina otoño-invierno 2015 en París con una colección para Dior que redefine los códigos de una elegancia “distendida y contemporánea”, de frac o zapatillas.

 

En torno a una orquesta de música clásica dispuesta en fila sobre el eje de la pasarela, el desfile arrancó con un modelo que usualmente se reserva para el final: el estricto esmoquin de noche con moño negro.

 

Pero un detalle llama la atención: en la solapa el chico del esmoquin lleva una chapas redondas con flores secas incrustadas, inspiradas en la pasión de Christian Dior (1905-1957) por los motivos florales. A partir de allí, la creatividad fue in crescendo en los modelos siguientes, a medida que avanzaba el desfile al son de los violines.

 

Tras el esmoquin llega un estricto frac, seguido por trajes con sacos muy largos. Luego aparecen variaciones más osadas: tela de vaquero en tapados o camperas, zapatillas, motivos florales en amarillo casi fluo, antes de un cierre otra vez formal con trajes príncipe de Gales.

 

Kris Van Assche recibió antes del desfile y explicó en detalle cómo nació y se desarrolló su proceso creativo que condujo a esta colección otoño-invierno, a la que definió como “tecno-sartorial”.

“Sartorial porque hace referencia a Dior, al taller, al ‘savoir-faire’, y tecno por el lado dinámico y deportivo”, precisó el diseñador belga de 38 años, formado en los prestigiosos talleres de Amberes de donde salieron varios de los grandes nombres de la moda contemporánea.

 

Según Van Assche, “cuando alguien habla de elegancia, está tentado de mirar en el espejo retrovisor”. “Yo al contrario me pregunté: ¿Cómo se vería un hombre radicalmente moderno en 2015, pero muy, muy elegante, alguien sobre el cual yo me daría vuelta en la calle?” La respuesta fue esta colección “muy nocturna, muy esmoquin, y a la vez con conjuntos muy diurnos”.

van Asseche2

El modisto belga Kris Van Assche saluda al público al final del desfile de Christian Dior de la semana de la moda masculina otoño-invierno 2015 en París, el 23 de enero de 2015

Elogios de Karl Lagerfeld

Van Assche evitó dar ejemplos de qué hombre conocido encarnaría a sus ojos esta “elegancia cool y contemporánea”. “Se trata de alguien que me gustaría conocer, más que de alguien que ya ví alguna vez”.

Para hallar a ese hombre “radicalmente moderno”, Kris Van Assche lo imaginó yendo al teatro a ver una obra de danza contemporánea, de Pina Bausch por ejemplo, y así comenzó a imaginarse qué llevaría puesto.

En esa reflexión -dijo- se inspiró de los personajes del entorno de Christian Dior, como el escritor Jean Cocteau “verdaderamente elegantes pero con una pizca de excentricidad”. Pero su meta no es el dandy, aclaró: ese concepto le produce “horror”.

El modista de la francesa Channel, Karl Lagerfeld, durante el primer Colombia Económico organizado por las revistas francesas Challenges y "Osons La France" en el Gran Palacio de París, el 4 de diciembre de 2014.

El modista de la francesa Channel, Karl Lagerfeld, durante el primer Colombia Económico organizado por las revistas francesas Challenges y “Osons La France” en el Gran Palacio de París, el 4 de diciembre de 2014.

Karl Lagerfeld, que asistió al desfile en primera fila junto a Bernard Arnault, presidente del grupo LVMH y propietario de la marca, quedó maravillado, según dijo él mismo a la prensa. “Fantástico, uno tiene ganas de ponerse todo”.

Fuera de los desfiles de sus colecciones para Chanel, Lagerfeld por lo general solo asiste a los de Dior. En la colección masculina de Van Assche le gustó mucho los trajes con sacos bien largos. “De hecho, tengo mucha ropa así, cae mucho mejor” sobre el cuerpo, dijo el “kaiser” de la moda. “Eso, y el lado deportivo”.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada