El turismo en Egipto se desploma un 50 % en el primer cuatrimestre del año

Turistas se hacen fotos frente al templo de Hatshepsut, en Luxor. Templos casi vacíos y cruceros amarrados sin visos de surcar a corto plazo el Nilo es la estampa que presentan las ciudades de Luxor y Asuán, cuyas ruinas faraónicas esperan impertérritas el retorno de los turistas. Más inquietos que los templos se muestran la mayoría de los habitantes de estas urbes monumentales, que se dedican -o se dedicaban- a un sector que hasta hace pocos años era uno de los principales motores económicos de Egipto

Turistas se hacen fotos frente al templo de Hatshepsut, en Luxor. Templos casi vacíos y cruceros amarrados sin visos de surcar a corto plazo el Nilo es la estampa que presentan las ciudades de Luxor y Asuán, cuyas ruinas faraónicas esperan impertérritas el retorno de los turistas. Más inquietos que los templos se muestran la mayoría de los habitantes de estas urbes monumentales, que se dedican -o se dedicaban- a un sector que hasta hace pocos años era uno de los principales motores económicos de Egipto

El número de turistas que visitó Egipto en el primer cuatrimestre de este año se desplomó un 48,78 por ciento en comparación con el mismo periodo del año anterior, según datos publicados por la agencia oficial egipcia de estadísticas, CAPMAS.

Un total de 1.575.700 de personas visitaron este país árabe en los primeros cuatro meses del 2016, frente a los 3.076.200 que lo hicieron en 2005, como consecuencia del atentado terrorista contra un avión de pasajeros ruso en la península del Sinaí, que acabó con la vida de 224 personas en octubre pasado.

Dicho ataque, reivindicado por el grupo terrorista Estado Islámico, llevó a Rusia a prohibir los vuelos con Egipto, una medida que aún continúa vigente y que fue seguida por Reino Unido que canceló las conexiones aéreas con la ciudad turística de Sharm al Sheij, desde donde había despegado el avión siniestrado.

La drástica reducción del turismo, una de las principales fuentes de divisas del país y que representa el 11,3 por ciento del Producto Interior Bruto, se acentuó, además, este mes de abril, en el que registró un descenso del 54 por ciento, a pesar de las agresivas campañas publicitarias lanzadas por las autoridades.

Según CAPMAS, en 2015 9.327.804 turistas visitaron la tierra de los faraones, solo un 5,6 por ciento menos que en 2014, cuando 9.877.762 visitantes extranjeros viajaron al país norteafricano.

Unas cifras bastante por debajo de los 14.731.000 turistas que arribaron a Egipto en 2010, un año antes del estallido de la revolución del 25 de enero, que ahuyentó a millones de visitantes.

En 2011, solo 9.845.000 personas se aventuraron a pisar las tierras de la desembocadura del Nilo.

Desde entonces, las cifras se habían mantenido entorno a ese valor, con la excepción de un pequeño repunte hasta los once millones y medio en 2012.

El presidente del consejo administrativo de la Federación Egipcia de las Cámaras de Turismo, Elhamy Elzayat, explicó hoy a Efe que la gran caída registrada entre enero y abril, se debe a las restricciones impuestas por algunos países tras la caída del avión, sobre todo Rusia y el Reino Unido.

Elzayat precisó que los turistas rusos constituían el 30 por ciento de las personas extranjeras que visitaban la ciudad turística de Sharm al Sheij, y la mitad de los turistas que pasan sus vacaciones en Hurgada, situada también a orillas del Mar Rojo.

Para el responsable egipcio, el turismo necesita más de un año para recuperarse porque, según indicó, hay cuestiones que están más allá de la voluntad y los esfuerzos de las autoridades por atraer turistas, como las prohibiciones impuestas por Moscú y Londres.

Además, señaló que el Gobierno no puede controlar lo que ocurre en Oriente Medio, donde cualquier suceso trágico, especialmente los atentados terroristas, también daña al turismo egipcio.

Según Elzayat, el Ejecutivo egipcio busca, por un lado, la estabilidad política y, por otro lado, mejorar la imagen del país en los medios de comunicación internacionales y dirigirse al turista extranjero sin intermediarios, para convencerle de que venga a Egipto.

El presidente de la Federación Egipcia de las Cámaras de Turismo también destacó que ante la situación actual se están redoblando los esfuerzos para atraer a los turistas procedentes de los países árabes del golfo Pérsico.

Este grupo, aunque solo representa el 22 por ciento del total de turistas es conocido por sus elevados gastos durante sus estancias vacacionales, según Elzayat.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada