Los Estados piden a la OMS que se convierta en una agencia operacional

 Mohamed Hussain Shareef (i) de Maldivas, la Directora General de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y Anarfi Asamoah- Baah (d), Director General Adjunto de la OMS.

Mohamed Hussain Shareef (i) de Maldivas, la Directora General de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y Anarfi Asamoah- Baah (d), Director General Adjunto de la OMS.

El Comité Ejecutivo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) solicitó hoy que esta se convierta en una entidad operacional que pueda reaccionar ante una emergencia sanitaria de alcance internacional como la actual epidemia de ébola.

 

“Durante años se debatió si la OMS debía ser o no una agencia operacional. Lo que se desprende de la sesión de hoy es que los Estados miembros han dicho que sí, que debe ser una agencia que pueda actuar, ir al terreno con la rapidez que se necesita”, afirmó en rueda de prensa Bruce Aylward, director general adjunto y responsable de la repuesta a la epidemia de ébola.

 

En una resolución aprobada por unanimidad, el Comité Ejecutivo solicitó hoy a la directora general de la OMS, Margaret Chan, que emprenda inmediatas reformas para asegurarse que el mundo en general, y el organismo en particular, estará preparado ante una nueva emergencia como la epidemia de ébola.

 

Para ello, le pidió reformas profundas y urgentes que permitan su transformación y su adaptación a un mundo totalmente interconectado en el que un brote puede llegar a convertirse en una pandemia, algo que Chan asume completamente.

 

“Tenemos que ir a la guerra, y nosotros no estamos ni preparados ni tenemos los medios para ir a la guerra. Por eso debemos transformarnos, porque vivimos en un mundo con 7.000 millones de personas, donde un brote ya no es más local o regional, sino que debemos estar preparados para que se convierta en una pandemia”, afirmó la propia Chan en rueda de prensa

 

El primer caso de la actual epidemia de ébola se produjo en diciembre de 2013 en la prefectura de Guéckédou, en Guinea, y de allí se expandió al resto del país, y cruzó las fronteras de Liberia y Sierra Leona, donde ha infectado a casi 22.000 personas y matado a casi 9.000.

 

El texto “solicita a la directora general que refuerce la capacidad operacional de la organización para que cumpla su mandato constitucional y responda a emergencias de salud”.

 

La declaración pide que se movilicen más recursos tanto a nivel nacional, como regional y mundial para actuar contra las amenazas de las enfermedades infecciosas y establece un “fondo de contingencia” en este sentido.

 

Chan explicó que, para ser efectivo, el fondo debería contar con unos 100 millones de dólares, y acto seguido agradeció a Reino Unido que en la sesión de hoy anunció el compromiso de otorgar 10 millones de dólares a dicho fondo.

 

Asimismo, la resolución pide “que se establezca una reserva de mano de obra de personal sanitario, más extensa y mundial” que pueda ser desplegada en el terreno de forma inmediata cada vez que un país así lo solicite.

 

Aylward explicó que a nivel interno, actualmente la OMS cuenta con distintas unidades de equipos médicos extranjeros que en conjunto son un millar de personas, pero que dada la situación actual, se entiende que se necesitan otros 500 más.

 

“Vamos hacer un mapeo de donde están todos los talentos en la OMS, vamos a entrenarlos y organizarlos en equipos para poderlos mandar al terreno cuando se necesite”, explicitó Chan.

 

Por su parte, Aylward explicó que la OMS cuenta con más de una docena de acuerdos con instituciones y organismos por los cuales puede contratar personal sanitario para actuar en situaciones específicas, como ha hecho con la actual epidemia.

 

“Pero no tenemos ningún organismo, ningún mecanismo que nos permita coordinarlos a todos, actuar de forma global y saber quién está dónde haciendo qué en cada momento”, señaló el experto.

 

Chan aceptó que muchas de las recomendaciones incluidas en la resolución de hoy ya habían sido señaladas por un grupo de expertos en 2011, pero arguyó que la institución no realizó los cambios sugeridos porque los Estados miembros estaban lidiando con las consecuencias de la crisis económica mundial.

 

“Pero lo que ha pasado con ébola ha sido una llamada de alarma”, aseveró la directora general.

 Mohamed Hussain Shareef (i) de Maldivas, la Directora General de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y Anarfi Asamoah- Baah (d), Director General Adjunto de la OMS.

Mohamed Hussain Shareef (i) de Maldivas, la Directora General de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y Anarfi Asamoah- Baah (d), Director General Adjunto de la OMS.

Por su parte, Aylward agregó que la epidemia de ébola ha creado “una ventana de oportunidad”, por lo que considera que los países seguirán presionando para que la organización se transforme y se convierta en un organismo realmente operacional”.

 

Es por ello que Aylward dijo que espera que estos cambios deberán concretarse en una horquilla de doce meses.

 

“Creo que quien mejor lo resumió fue el representante de Estados Unidos, que dijo que la OMS que tenemos hoy en día no es la que necesitamos. Por eso estoy convencido que los cambios se sucederán”, concluyó Aylward.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada

Etiquetas: