Panamá hace los últimos ajustes para la apertura de la ampliación del Canal

panamaLa apertura de la ampliación del Canal de Panamá es preparada “al milímetro” para evitar cualquier “sorpresa” el día de la ceremonia oficial, el próximo 26 de junio, y que ni la poca asistencia de gobernantes invitados desluzca.

El “ajuste final de tuercas”, como lo calificó hoy en una entrevista el administrador de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), Jorge Quijano, es un “trabajo de equipo” para lograr el éxito de la operación de la nueva vía, cuya duración está garantizada para los próximos cien años y demandó una inversión inicial de 5.250 millones de dólares (más de 4.600 millones de euros).

El ministro de Asuntos del Canal, Roberto Roy, dispuso que mañana, lunes, antes del mediodía, la barcaza-draga Oceanus realice un recorrido por la esclusa de Cocolí, en el sector Pacífico, que hasta ahora no ha sido probada.

“El propósito es que se pruebe cómo funcionan las compuertas, las válvulas, la operación de los remolcadores, todos los sistemas”, para evitar “cualquier sorpresa” cuando pase el Cosco Shipping Panama, el barco chino que hará el primer tránsito oficial completo por la nueva esclusa, indicó a Efe una portavoz de la ACP.

Roy también anunció al personal que se hará otro recorrido, probablemente el miércoles, de un barco panamax en tránsito normal, al que se le desviará para pasar por Cocolí, también para asegurarse de que todo está preparado.

A la inauguración de la ampliación asistirán 20.000 personas, de los que 3.000 son invitadas especiales del Gobierno panameño. Y ya hay 60 delegaciones que han confirmado su asistencia al Ministerio de Relaciones Exteriores.

Sobre los gobernantes asistentes, apenas hay 10 confirmados de los 70 invitados. Ya se descartó la presencia del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, quien será representado por la esposa de su vicepresidente Joe Baiden, Jill Biden.

Mientras que no hay información sobre la presencia de representantes de China, aunque fuentes diplomáticas hablan del “disgusto” de las autoridades de Pekín porque se haya invitado a la gobernante de Taiwán, la independentista Tsai Ing-wen.

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, -primer país latinoamericano usuario del Canal de Panamá- sí ha confirmado su participación, lo mismo que su colega de Ecuador, Rafael Correa, algo que no ha ocurrido ni con Colombia, ni Perú, dos países que están entre los quince principales clientes de la vía panameña.

La ACP, por su lado, invitó a la ceremonia “a 3.000 trabajadores de Grupo Unidos por el Canal”, que construyó las gigantescas esclusas, indicaron las mismas fuentes.

Aunque está pronosticada una temperatura máxima de 31 grados centígrados y una humedad del 80 por ciento, para ese día no caerán más de 3 milímetros de lluvia, pero en la víspera serán 7,8 milímetros, de acuerdo con la Gerencia de Hidrometeorología de la Empresa de Transmisión Eléctrica.

Por su parte, la Autoridad Aeronáutica Civil (AAC) emitirá una ordenanza prohibiendo los vuelos de aeronaves y drones el día de la inauguración sobre el área del canal interoceánico, en donde únicamente la ACP, y de forma muy controlada por razones de seguridad, podrá realizar un recorrido aéreo en esa jornada.

La fuente de la ACP explicó a Efe que “desde hace mas de un año” alrededor de 500 funcionarios preparan la ceremonia de apertura de la ampliación, divididos en ocho comités, por lo que se tiene controlado al detalle lo que ocurrirá ese día, incluido el menú del cóctel para 300 invitados en la esclusa de Cocolí, después del paso del Cosco Shipping Panamá.

Ese día culminará un trabajo que comenzó en septiembre de 2007 para abrir un tercer carril que permitirá el paso de buques Neopanamax, con hasta 13.000 contenedores, casi el triple de los que cruzan la vía operativa desde 1914.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada