Aconsejan no tardar más de un mes en decidir cómo tratar el cáncer de pulmón tras el diagnóstico

Desde que se detecta el cáncer de pulmón hasta que se evalúa en el comité de tumores para elegir el tratamiento más adecuado no debe pasar más de un mes, según los criterios de calidad asistencial en Oncología Médica de la Fundación ECO.

Con motivo del Día Internacional del Cáncer de Pulmón que se celebra el próximo 17 de noviembre, esta entidad hace especial hincapié en la importancia de la capacidad de respuesta del equipo sanitario para decidir y aplicar la terapia desde que se produce la confirmación diagnóstica incluyendo el resultado de la PET/TC (tomografía por emisión de positrones-tomografía computarizada).

“No podemos comprometernos a ofrecer una asistencia oncológica médica de calidad si no somos muy disciplinados con los plazos”, advierte el doctor Guillermo López Vivanco, jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital de Cruces de Baracaldo y coordinador del bloque de Cáncer de Pulmón del documento.

Además, en la actualidad las investigaciones y los nuevos tratamiento para combatir el cáncer se dirigen a la aplicación de fármacos diana, por lo que “cuánto más meticuloso y preciso sea el diagnóstico, más posibilidades tendremos de poder aplicar una terapia personalizada al paciente”, según este experto.

Para ello, añade el presidente de la Fundación ECO, Carlos Camps, es necesario disponer de centros de referencia que puedan ofrecer un diagnóstico molecular máximo, no sólo para las determinaciones de EGFR y ALK sino también para ROS1, MET, PDL1, y técnicas de ultrasecuenciación con paneles que incluyan múltiples genes.

Para ser precisos en la detección y tratamiento de estos tumores, la Fundación ECO presentó recientemente una herramienta que ofrece una serie de parámetros de calidad sobre cómo debería tratarse este tumor, el segundo más prevalente en los hombres en España y la cuarta causa de cáncer en mujeres, según el último informe de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM).

El objetivo, ha reconocido López Vivanco, es lograr reducir los casos de cáncer de pulmón sin especificación a menos del 10 por ciento, porque “conocer la variedad exacta del tumor es un aspecto clave en la calidad del tratamiento de la enfermedad”.

“Podemos tener muy buenas instalaciones, buenos fármacos, pero si no sabemos exactamente a qué tipo de tumor nos enfrentamos, no podemos aplicarlos y no ofrecemos la asistencia de excelencia a la que aspiramos”, indica el oncólogo.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada