Bodegas Emilio Moro elevó su facturación un 17% en 2014 y apuesta por la internacionalización para crecer

Las Bodegas Emilio Moro, propiedad de la familia Moro, elevaron su facturación un 17% en 2014 y mantienen su firme apuesta por la internacionalización de sus vinos para seguir creciendo, según ha informado la compañía en un comunicado.

 

En concreto, la bodega ribereña, dirigida por José Moro, ha calificado estos resultados de “excelente noticia”, ya que consolida su crecimiento en el mercado nacional y continúa abriéndose paso en el internacional, donde incrementa su presencia en el mercado asiático y afianzándose en el estadounidense.

 

Análisis de Cata Color picota madura, fondo cubierto con ribete granate en capa fina. En nariz es un vino muy intenso donde predomina la fruta negra en confitura, notas balsámicas y maderas aromáticas. Igualmente sobresalen aromas especiados de clavo y café, con toques minerales arcillosos. En boca es potente y concentrado de gran equilibrio. Por vía retronasal aparecen de nuevo los especiados, la fruta negra y las maderas aromáticas. El paso por boca es aterciopelado y con una excelente integración entre fruta y madera.

Análisis de Cata
Color picota madura, fondo cubierto con ribete granate en capa fina. En nariz es un vino muy intenso donde predomina la fruta negra en confitura, notas balsámicas y maderas aromáticas. Igualmente sobresalen aromas especiados de clavo y café, con toques minerales arcillosos. En boca es potente y concentrado de gran equilibrio. Por vía retronasal aparecen de nuevo los especiados, la fruta negra y las maderas aromáticas. El paso por boca es aterciopelado y con una excelente integración entre fruta y madera.

De esta forma, Bodegas Emilio Moro ha apostado por el mercado internacional, centrándose especialmente en Asia y Estados Unidos. Para potenciar su presencia en el primero, la compañía ha establecido las bases de crecimiento con un responsable comercial para este continente y la creación de una nueva oficina en Shanghai.

 

La firma, que ha apostado por nuevas infraestructuras empresariales en el mercado asiático, prevé un aumento de las ventas en Asia de entre un 15% y un 20% en el próximo ejercicio.

 

En Estados Unidos, país donde la bodega cuenta con su propia importadora desde 2013, Bodegas Emilio Moro ha afianzado la presencia de sus vinos, gracias al desarrollo de un programa de promoción entre su sociedad y a sus cortos plazos de entrega, gracias a su propio canal de distribución.

 

Fruto de estas acciones, la revista norteamericana ‘Wine Spectator’, una de las publicaciones internacionales de referencia en el sector vitivinícola, destacó la calidad de los vinos de Bodegas Emilio Moro y, en especial, de su vino de pago Malleolus de Sanchomartín.

 

APUESTA POR LA INNOVACIÓN

 

De esta forma, el crecimiento del 17% ha estado repartido entre la venta nacional y la exportación de los vinos, y es el resultado de su filosofía, que está basada en el respeto a los principios de la vinicultura tradicional, la responsabilidad social corporativa y la apuesta por la máxima innovación.

 

La bodega, que está adscrita a la DO Ribera de Duero, apuesta por la innovación y en los últimos años ha rubricado acuerdos de I+D+i con diversas universidades españolas.

 

En concreto y a lo largo del último año, Bodegas Emilio Moro ha participado en un proyecto que integra las nuevas tecnologías para realizar una gestión inteligente del viñedo y en una iniciativa de investigación y desarrollo de levaduras autóctonas con el objetivo de aportar complejidad y singularidad a sus vinos recuperando la esencia del ‘terroir’ del que proceden.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada