Veinticuatro horas cruciales para el futuro de Reino Unido y la UE

Un hombre cruza el puente de Waterloo de Londres el 22 de junio de 2016.

Un hombre cruza el puente de Waterloo de Londres el 22 de junio de 2016.

Los dirigentes de más de la mitad de las 100 principales empresas británicas pidieron este miércoles el voto a favor de la Unión Europea, a 24 horas de un referéndum determinante para el futuro británico y europeo.

La salida de la UE provocaría “un choque económico” especialmente doloroso para las pequeñas empresas, dijeron 1.300 dirigentes empresariales, entre ellos 51 de las 100 empresas que integran el índice FTSE de la Bolsa de Londres, en una carta publicada en el diario The Times.

Con los sondeos dando sólo una pequeña ventaja a la permanencia en Reino Unido, ambos bandos echarán toda la carne que les queda en el asador, en una jornada que verá además el último gran tributo a la diputada pro-UE Jo Cox, asesinada el jueves por un simpatizante que vociferó consignas ultraderechistas.

El texto de los empresarios está suscrito, entre otros, por el patrón de Virgin, Richard Branson, y el de la agencia de noticias financiera Bloomberg, el estadounidense Michael Bloomberg, exalcalde de Nueva York.

“La salida de Reino Unido de la UE se traduciría en más incertidumbre para nuestras empresas, menos comercio con Europa y menos puestos de trabajo”, escribieron los directivos, cuyas empresas emplean a 1,75 millones de personas.

“La permanencia de Reino Unido en la UE, significaría lo contrario: más certeza, más comercio y más empleo. La membresía en la UE es buena para las empresas y buena para los empleos británicos”, afirmaron.

“Las empresas pequeñas y sus empleados son particularmente vulnerables a cualquier choque económico, como el que se produciría por la salida”, agregaron.

En el otro extremo, 100 propietarios de pequeñas empresas escribieron el martes otra carta, en el diario sensacionalista The Sun, pidiendo romper con Bruselas.

“La UE ya no es hoy en día un acuerdo comercial. Es un proyecto destinado a crear una unión política y económica gigante”, lamentaron los empresarios pro ‘brexit’.

– Veinticuatro horas cruciales –

El primer ministro, el conservador David Cameron, cuya apuesta personal por convocar el referéndum y defender a la UE podría costarle el cargo en caso de derrota, recordó una vez más que la decisión sería “irreversible”, en una entrevista con la BBC.

“No hay vuelta atrás si votamos por salir”, aseguró. “Es una decisión irreversible”, insistió Cameron, antes de rebatir uno de los principales argumentos de los partidarios del ‘brexit': “la idea de que no somos independientes no es cierta”.

Cameron recurrió de nuevo al tono de Winston Churchill que ha dominado sus últimas intervenciones, en un guiño a las generaciones más viejas -y más proclives a votar a favor de la salida: “soy profundamente patriótico, no nos han invadido en los últimos 1.000 años, tenemos instituciones que nos han rendido un buen servicio”, afirmó, prometiendo que se opondrá a cualquier avance hacia la construcción de unos “Estados Unidos de Europa”.

En el otro extremo, el exalcalde de Londres Boris Johnson, primera espada del ‘brexit’, inició al amanecer, en un mercado de Londres, una última jornada frenética para convencer a los indecisos, que según la mayoría de las encuestas, rondan el 10%.

“Estamos en las últimas 24 horas. Es un momento crucial, mucha gente estará tomando su decisión y espero que crean en su país, que crean en lo que hacemos”, dijo en el mercado de pescado de Billingsgate.

Por su parte, el líder laborista, Jeremy Corbyn, protagonizará el último gran mitin de su partido a favor de la Unión Europea y más de cien personalidades de ambos campos se reunirán en un plató de la televisión Channel 4 por la noche para discutir sobre el referéndum.

Entre ellas estará el líder del UKIP (Partido para la Independencia del Reino Unido), Nigel Farage, cuya oposición feroz a la inmigración fue relacionada con el asesinato de la diputada Cox.

Su muerte frenó el ascenso del ‘brexit’ en los sondeos. Su marido, Darren Cox, dijo el martes a la BBC que fue asesinada “por sus posiciones políticas”.

Este miércoles, Cox hubiera cumplido 42 años y una procesión de barcazas recorrerá el Támesis en su honor y la gran plaza londinense de Trafalgar acogerá un acto en su memoria.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada