El 76% de las familias considera que imprimir contenidos digitales ayuda al aprendizaje de sus hijos

 Un ciudadano navega en su ordenador.

Un ciudadano navega en su ordenador.

El 76% de las familias considera que acceder e imprimir contenidos digitales ayuda al aprendizaje de sus hijos. La mitad de los padres considera que estudiar sobre papel permite a sus hijos que fijen mejor los contenidos estudiados ya que permite subrayar los mismos, frente a un escaso 9% que piensa que lo hace mejor sobre una pantalla digital.

Algunos de los datos más relevantes en la encuesta muestran que para casi la totalidad de los encuestados, exactamente el 92%, la tecnología es “fundamental” en la búsqueda de información y de ejercicios para que su hijos realicen los trabajos escolares.

El 82% de las familias afirma descargar habitualmente contenidos imprimibles. Así, informaciones como páginas webs, dibujos, ejercicios e incluso mapas se convierten a papel como preferencia de sus usuarios para el uso posterior de sus hijos. Por lo tanto, el informe prueba que el papel vuelve a estar en auge.

EL USO DE LA IMPRESORA CRECE EN EL HOGAR

El informe revela que más de un 64% de los entrevistados utiliza la impresora, lo que la convierte en uno de los aparatos más utilizados en los hogares para la impresión de información y documentos de estudio. De esta forma, se equipara a los portátiles o las ‘tablets’, que aparecen como los preferidos del hogar.

La mitad de los encuestados afirma necesitar imprimir como mínimo una o dos veces por semana y el uso de este instrumento electrónico se amplia si el dispositivo permite realizar funciones de escaneo o copia de facturas para una actividad empresarial, entre otras.

El estudio sobre ‘Hábitos de Tecnología en la Educación’ ha sido realizado por HP en colaboración con el Observatorio Sapos y Princesas y aporta datos de 1.471 familias, geográficamente repartidas por toda España y con hijos de entre 0 y 12 años.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada