Se inicia la revisión del Plan Forestal de Galicia

OLYMPUS DIGITAL CAMERAEl Diario Oficial de Galicia (DOG) publica este jueves el acuerdo del Consello da Xunta de Galicia para la revisión del Plan Forestal de Galicia, trámite final con el que se podrá modificar este documento que planifica la política forestal gallega y establece los objetivos, directrices y programas de actuación necesarios para su desarrollo y su ejecución. La adecuación del plan busca armonizar los sistemas forestales, generar oportunidades de actividad económica, conseguir una actividad forestal competitiva y procurar un desarrollo socioeconómico sostenible. Así como la incorporación de la política forestal la al nuevo período de financiación Feader de la Unión Europea.

Este documento se aprobó en el 1992 y 24 años después era preciso analizar su cumplimiento y proceder a la adecuación de su modelo de monte a las nuevas circunstancias, demandas y tendencias emergente, tanto en Galicia como a nivel nacional e internacional.

Así, se constituyó para la revisión del plan un grupo de trabajo específico en el seno del Consejo Forestal de Galicia, compuesto 2 coordinadores y por 26 miembros en representación de la administración autonómica, universidades gallegas, propietarios y empresas forestales, empresas de servicios, colegios profesionales, grupos ecologistas y sindicatos del sector.

Principios rectores

El plan tiene como principios rectores La utilización eficiente de los recursos, la optimización de la contribución del monte y del sector forestal al desarrollo rural, el crecimiento y la creación de empleo y la fijación de población. También, la responsabilidad frente a los bosques, el fomento de una producción y consumo sostenible y conseguir un monte multifuncional y sostenible, compatibilizando los distintos usos y servicios y contribuyendo de este modo la un medio rural vivo y equilibrado.

Otros principios que inspiran la modificación del plan tienen que ver con el aumento o mantenimiento de la contribución del sector al PIB gallego, incrementando la calidad de la madera producida y fortaleciendo todos los eslabones de la cadena monte-industria, incluyendo las segundas transformaciones de los productos forestales.

Se procura además potenciar decididamente las empresas de producción y comercialización de los productos forestales no madereros, establecer un marco de política forestal estable e independiente de la orientación política del gobierno de la Comunidad Autónoma y fijar una batería de indicadores cuantificables que evalúen el grado de cumplimiento de los objetivos establecidos en el PFG cada 5 años.

Finalmente, se establece que el Plan Forestal de Galicia tendrá un vigencia de 20 años con revisiones periódicas cada 10 años.

Directrices

A partir de estos principios, se aprobaron por consenso una serie de directrices y recomendaciones a la Xunta de Galicia para la redacción de la revisión del plan y que, por lo tanto, serán las que sega el grupo de trabajo redactor.

Entre ellas destacan, en primer lugar, el impulso del empleo de la madera como medio sostenible y respetuoso con el medio ambiente; el aumento de la superficie arbolada ocupada por frondosas caducifolias, mediante el fomento la plantación/regeneración especialmente de castaño, roble y cerezo; el mantenimiento o reducción de la superficie arbolada ocupada por eucalipto, de acuerdo a las necesidades de la industria, y el incremento de la extensión de la superficie de monte público (entidades locales menores, ayuntamientos, comunidad autónoma y Estado).

En segundo término, otros objetivos son consolidar la propiedad vecinal y fomentar la organización activa de Comunidades de Montes Vecinales al contado Común (CMVMC) y la existencia de Juntas Rectoras; incrementar la superficie de pastos y forrajes en monte, con el establecimiento de modelos silvopastoril y ayudas; fomentar la recuperación y conservación del patrimonio genético, en colaboración con el plan de mejora de las razas autóctonas y fomentar la creación de empresas o asociacionismo relacionada con los sistemas de producción de carne, particularmente en el seno de las comunidades de MVMC.

En tercer lugar, establecer medidas de control y manejo acomodadas para una gestión sostenible de las especies cinegéticas; incrementar la producción de castaña con ayudas para la restauración y puesta de producción de sotos viejos y creación de nuevos sotos; mejorar la competitividad de las empresas de producción, comercialización y transformación y asegurar la intervención restauradora en áreas prioritarias dentro de incendios forestales de gran severidad que puedan provocar daños al suelo. También en relación con los incendios forestales, se proponen compensar a los titulares de los terrenos por las limitaciones de usos que habían podido establecerse.

Se aboga además por el incremento de la calidad de la madera producida y por aprovechar la biomasa forestal con fines energéticos, así como por diseñar campañas específicas de prevención en las zonas de alto riesgo de incendio y por potenciar un modelo mixto público-privado en el dispositivo de prevención.

En el campo de la lucha contra los incendios, se propone incrementar la formación de los agentes encargados de la investigación y trabajar cara un grupo integrado de investigación de causas que atribuirte una mejora real en la persecución de los incendiarios, concentrando los recursos en las áreas fuertemente conflictivas y mejorar el nivel de formación del personal que compone el dispositivo de extinción. En este mismo campo, se establece que los miembros de las brigadas de extinción de los distritos forestales deben asumir como trabajo cotidiano durante todo el año las tareas silvícolas preventivas.

Sanidad forestal

En cuanto a la sanidad forestal, esta debe ser competencia de la administración forestal, desde el vivero hasta el producto transformado y se creará un servicio de avisos de plagas y dolencias forestales en la página web de la consellería competente en materia de montes. Se defienden modelos silvícolas y de buenas prácticas forestales adaptados a la Red Natura 2000 y compensaciones a los titulares de terrenos por las limitaciones a la gestión, incluidas compensaciones de carácter económico.

También se propone la simplificación y unificación de trámites administrativos de autorización de talas, siempre supeditado al compromiso por parte del propietario de mantener las mismas especies como principales en la masa de regeneración y condicionada al cumplimiento de códigos de buenas prácticas específicos.

En materia formativa, se aboga por mejorar en contenidos formativos de FP y ESO con la realidad del monte gallego y su importancia para conservar la biodiversidad y por mejorar el nivel de información de la sociedad sobre lo forestal, la cadena de los productos forestales, los MVMC y las comunidades de montes.

En el terreno de la I+D+i forestal, se defiende desarrollar un plan estratégico integral, con la creación y supervisión por un Consejo de Investigación Forestal público-privado.

Incentivos fiscales

Otras consideraciones pasarían por desarrollar incentivos fiscales que faciliten la inversión privada de particulares o empresas, por el mantenimiento, mediante medidas activas, del carácter de la industria transformadora como uno de los principales dinamizadores del desarrollo rural en Galicia, dada su presencia en toda la geografía gallega o por el establecimiento de un plan periódico de actuación frente a las plagas y enfermedades del eucalipto y de otro plan específico de fomento del uso en repoblación de eucalipto globulus en áreas estacionalmente tradicionales de esta especie, en detrimento de eucalipto nitens.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada