Un estudio confirma la eficacia del tratamiento combinado con condroitín sulfato y glucosamina en artrosis de rodilla

Una investigación internacional demuestra la eficacia de la combinación de condroitín sulfato y glucosamina en artrosis de rodilla, tras observar que reduce el dolor, la incapacidad funcional, la rigidez, el derrame y la inflamación.

 

El estudio, publicado en la revista ‘Annals of the Rheumatic Diseases’, deja patente que la combinación de estos dos fármacos tiene una eficacia comparable al antiinflamatorio celecoxib a los seis meses de tratamiento en artrosis severa.

 

Concretamente se ha visto que su administración combinada reduce de forma clínicamente relevante el dolor – al menos un 50,1%-, la incapacidad funcional (45,55), la rigidez (46,9%), la inflamación (53%)y el derrame articular (56%).

 

“Este estudio reafirma la eficacia de la combinación de condroitín sulfato y glucosamina de grado farmacéutico a largo plazo y sugiere que, por su excelente perfil de seguridad, puede ser una buena alternativa para aquellos pacientes con problemas cardiovasculares o gastrointestinales a los que no se les puede recomendar antiinflamatorios de forma crónica”, explica Marc C. Hochberg, reumatólogo de la Facultad de Medicina de la Universidad de Maryland (Baltimore, Estados Unidos) y miembro del Comité Científico del estudio.

 

Este ensayo clínico, – MOVES (Multicentre Osteoarthritis InterVEntion trial with Sysadoa)- es uno de los mayores estudios realizados a nivel internacional en artrosis. Se trata de un ensayo multicéntrico, aleatorizado, y grupos paralelos, doble ciego y controlado, promovido por Bioibérica, en el que se incluyeron 606 pacientes con artrosis de rodilla primaria y dolor moderado a severo de 42 centros de España, Alemania, Francia y Polonia.

 

En el estudio participaron un equipo multidisciplinar de investigadores que incluía reumatólogos, traumatólogos y médicos de Atención Primaria. Además, advierten de que se ha diseñado según las normas de Buena Práctica Clínica, la legislación actual y las normativas para la investigación de fármacos en artrosis contó, además, con un Comité Científico formado por especialistas, nacionales e internacionales, de reconocido prestigio para su supervisión.

 

14 EXPERTOS HAN EVALUADO LOS RESULTADOS

 

El objetivo principal era demostrar que la combinación de condroitín sulfato y glucosamina es comparable a la eficacia de celecoxib en el tratamiento del dolor moderado a severo en pacientes con artrosis de rodilla. A los participantes se les administró 1.200 mg de condroitín sulfato y 1.500 mg de hidrocloruro de glucosamina de calidad farmacéutica al día, o 200 mg de celecoxib (antiinflamatorio) durante seis meses.

 

Los resultados confirman los obtenidos en el estudio GAIT por el grupo de Clegg en 2006 y publicados en el ‘New England Journal of Medicine’ en el cual la combinación fue superior a placebo en pacientes con dolor moderado a severo.

 

“De hecho el MOVES se desarrolló como una extensión del estudio GAIT para confirmar dichos resultados. Dado que el GAIT comparó la combinación frente a celecoxib y placebo, se decidió diseñar el estudio MOVES como un estudio de no-inferioridad únicamente entre la combinación y celecoxib”, declara el Allen Sawitzke, reumatólogo de la Facultad de Medicina de la Universidad de Utah (Salt Lake City, Estados Unidos) que participó en el diseño de los dos estudios.

 

El Comité Científico ha estado formado por tres expertos españoles, además de otros 11 miembros de distintos países. Así, el estudio ha contado con el profesor Juan Ramón Castillo, Centro Andaluz de Farmacovigilancia de Sevilla; el doctor Jordi Monfort, Hospital del Mar de Barcelona; y la doctora Ingrid Möller, Instituto Poal Reumatología de Barcelona.

 

Además, de por Nigel Arden, University of Oxford (Reino Unido); Francis Berenbaum, Hospital Saint-Antoine, Paris (Francia); Phillip Conaghan, University of Leeds en Reino Unido;Yves Henrotin, Universty of Liège en Bégica; Marc Hochberg, University of Maryland, Baltimore (EE.UU); Johanne Martel-Pelletier, University of Montreal (Canadá); Thomas Pap, University of Münster (Alemania); Jean Pierre Pelletier, University of Montreal (Canadá); Pascal Richette, Lariboisière Hospital, Paris (Francia); Allen Sawitzke, University of Utah Clinic, Salt Lake City (EE.UU); y Patrick du Souich, University of Montreal (Canadá).

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada