Antonio Méndez, presidente-gerente de Señorío de Rubiós: “Hoy hay que apostar por la excelencia, porque ya no llega con la calidad”

IMG_2452La Bodega Señorío de Rubiós acaba de conseguir el premio Gran Baco de Oro Luis Hidalgo al mejor vino joven español por su albariño Señorío de Rubiós 2015, que otorga al Unión española de Catadores.

Antonio Méndez, presidente-gerente, conoce toda la trayectoria de la bodega que nació como Sociedad en 2003, recogió su primera cosecha en 2005 y empezó, un año más tarde, la comercialización de sus vinos. Él, natural de Rubiós, dejó su vida en Madrid para regir este proyecto. La bodega es una sociedad limitada que nació con 102 viticultores de la comarca y para la producción y defensa de las castes han creado también una Cooperativa con 72 socios.

Señorío de Rubiós, acogida a la Denominación de Origen Rías Baixas, es bien conocida por sus blancos que han logrado importantes premios -y siendo además su mayor producción la de monovarietal albariño-, sin embargo también, cada vez, más conocida por sus tintos. “Nuestro proyecto está enfocado a elaborar tintos Rías Baixas”, afirma Méndez.

Cultivan y “dominan” las siete variedades autorizadas en Rías Baixas como son el Sousón (variedad más importante de Rubiós), Pedral (uva que solo producen los vititultores de esta bodega), Espadeiro tinto, Caíño, Loureiro, Brancellao y Mencía. También han hecho algún injerto con la última variedad aprobada por la DO Rías Baixas, castañal.

“En los blancos nuestro proyecto no se queda como en el 97% de las bodegas de la DO en elaborar monovarietal Albariño. Nuestra diferenciación está en el cultivo de las castes tradicionales que estaban desapareciendo como la Treixadura, Loureira blanca, Godello, Torrentés y, por supuesto, “somos fuertes” en albariño.

Toda la uva que emplea Señorio de Rubiós procede de la subzona del Condado del Tea con lo cual se ahorran hacer malolácticas, mantienen todos los aromas que pueda tener la uva … Los suelos son diferentes también, muy minerales…

Méndez señala también que Señorío de Rubiós fue bodega pionera, entre las cinco primeras, en elaboración de espumosos. Ahora elaboran brut con base condado blanco, brut con cinco uvas  y un espumoso brut monovarietal de albariño. Y fuera de la DO, un espumoso tinto de siete variedades.

Antonio Méndez tiene muy claro que “los grandes vinos, los excelentes, se elaboran en viña y la labor en bodega es no desvirtuar una buena uva”. Primero el trabajo en viña y luego el trabajo enológico en bodega.

Para Méndez, las bodegas de Rías Baixas tienen que apostar más por los tintos “que llegarán a ser una referencia”. Poco a poco, mejorando las elaboraciones. El objetivo es elaborar tintos peculiares pero buenos. Experimentando novedades. Todo “un camino que hay que recorrer” y no exento de dificultades, reconoce.

Para el mundo empresarial, la receta de este nevense de Rubiós es unión, aprovechando sinergias entre empresas gallegas. Presentarse unidos para llegar a los mercados internacionales y luego que cada uno defender su producto.

Y añade: “Hoy hay que apostar por la excelencia, porque ya no llega con la calidad”.

Señorío de Rubiós se compromete en todo lo que sean innovaciones y certificaciones. “Fuimos la primera bodega con el certificado de Calidad Turística Industrial”, precisa. Y estar bajo el sello Galicia Calidade, explica, “aporta mucho más…” que los trámites que hay que realizar.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada
1