Comité de Seat plantea que el Ateca pueda fabricarse en Martorell en futuro

Logotipo de Seat.- Imagen facilitada por SEAT.

Logotipo de Seat.- Imagen facilitada por SEAT.

El éxito de comercialización y las buenas perspectivas de futuro del Ateca, el nuevo modelo lanzado por Seat, ha llevado a los representantes de los trabajadores a plantear la posibilidad de que la fábrica de Martorell (Barcelona) pueda asumir su producción en un futuro si mantiene el tirón.

El Ateca, que Seat ha puesto a la venta este junio con la ambición de convertirse en el nuevo pilar que sustente la marca, se fabrica en una planta en la República Checa de Skoda, marca que forma parte, como la española, del grupo Volkswagen, aunque el diseño y el desarrollo se ha llevado a cabo en Martorell.

El presidente del comité de empresa de la compañía, Matías Carnero, ha asegurado, en declaraciones a Efe, que se plantea pedir al consorcio alemán que tenga en cuenta a Martorell para asumir la producción del Ateca en una eventual segunda edición del modelo.

“Con el Ateca moriremos de éxito”, ha augurado Carnero, que cree que si el número de peticiones del modelo supera en un futuro la capacidad de fabricación de la planta de la República Checa sería lógico pensar que una segunda edición del modelo pudiera traerse y ensamblarse en Barcelona.

En esta línea, ha afirmado que “llegará un momento en que tendremos que pedir que el Ateca se fabrique en Martorell”.

El Ateca, el primer SUV -siglas en inglés para describir a los todoterrenos urbanos- de Seat, viene a cubrir el segmento de mayor crecimiento del mercado, pero tendrá un impacto limitado en España, ya que se fabricará a 1.500 kilómetros de distancia, por lo que los empleos que genere se crearán en el país centroeuropeo.

Este SUV será, junto al Ibiza y el León, los nuevos pilares de crecimiento de la marca española, según insiste siempre el actual presidente de Seat, Luca de Meo, que espera que estos productos traigan la rentabilidad a la compañía.

La filial del grupo Volkswagen confía en vender unas 75.000 unidades al año del Ateca, que ha salido al mercado con un precio que el presidente considera muy competitivo.

Este volumen de ventas permitiría a Seat entrar en las primeras posiciones de la llamada “shopping list”, lo que la compañía considera un escenario deseable para alcanzar el reto propuesto de buscar los beneficios.

Europa es el mercado en el que Seat confía en ampliar sus ventas, sobre todo en países donde ya tiene buenos resultados, como son Alemania y España, aunque también pretende aumentar sus números en Italia y Francia, donde su cuota de mercado está por debajo del 1 %.

Tras el Ateca, la firma de Martorell lanzará tres modelos más antes de finales de 2017 (un nuevo Ibiza, su versión SUV y probablemente un León remodelado).

En paralelo, el Q3, modelo de Audi que Martorell fabrica desde 2011, dejará de fabricarse en la planta catalana en 2018 para pasar a hacerlo en Hungría y su hueco será sustituido por el A1, cuya producción se traslada desde Bruselas.

Pese a que la dirección de Seat asegura que el segmento del A1 es el doble que el del Q3, por lo que tiene más recorrido en cuanto a volumen de producción, los sindicatos recelan de estos números y reclaman que, además del A1, el grupo Volkswagen ceda otro modelo a Martorell para garantizar el mantenimiento del empleo actual.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada