La Postrería, cocina a cualquier hora en un espacio multifuncional de ambiente informal y cosmopolita

No es necesario tomarse dos platos para poder degustar un postre de restaurante

Rubén Romero (i) y Juan Morandeira brindan con sendos cócteles de La Postrería.

Rubén Romero (i) y Juan Morandeira brindan con sendos cócteles de La Postrería.

La Postrería es un espacio muy singular. Tras diez años de experiencia en la plaza de Santa Catalina, A Coruña, llevan 6 internacionalizando este modelo que ya cuenta con 3 establecimientos en Dubai. En las proximidades del restaurante, han abierto una oficina de franquicias con un departamento comercial que trabaja para extender la marca a otros países.

Rubén Romero y Juan Morandeira, socios, están satisfechos de la trayectoria recorrida. Romero describe La Postrería-Coruña como “un laboratorio de operaciones donde se mastican las ideas para desarrollar en cualquier parte del mundo”.

Romero define el ambiente como “informal y cosmopolita” que tanto sirve para comer como para tomar una copa o escuchar música (por cierto, la misma programación en todas las franquicias).

Rubén Romero es el chef de este establecimiento en el que la cocina permanece abierta de las 10.00 a las 24.00 horas, en total son 18 horas en las que el cliente puede desayunar, almorzar, cenar o tomarse un postre de restaurante a cualquier hora.

La idea primigenia era que no fuese necesario tomarse dos platos antes para poder degustar un postre de restaurante. Y así nació La Postrería. Este concepto de hace una década se mantiene pero fue evolucionando.

“Tenemos una cocina de mercado, con visión internacional, marcada por las tendencias”, resume Romero. Siempre “manteniendo los niveles de calidad y con un producto de calidad”. Y lo mismo en sus restaurantes de Dubai en los que entra producto gallego como el pulpo.

La bodega de La Postrería, explica Rubén Romero, no es muy amplia pero cuenta con vinos “para acertar siempre”. Y además de los vinos de las DO de Galicia, otros “no conocidos”.

La Postrería tiene en su haber el título de ser el primer restaurante en España al que se le otorgó la Q de Calidad Turística. Ahora también están bajo el sello de Galicia Calidade. Rubén se refiere a la cuidada selección de proveedores que llevan a cabo.

Su socio, copropietario, Juan Morandeira, interiorista, se encarga de la decoración así como de la mercadotecnia y la comercialización. Es un local “distinto y especial”, califica. Su idea fue crear distintos ambientes en el mismo espacio, con variado tipo de mobiliario así como cuidando la iluminación que va cambiando según el momento del día. Con ello se consigue: “Sentirse un poco como en casa”, explica. A los clientes, señala Morandeira, “les encanta el espacio, lo acogedor que es…”. Y lo mismo se ha hecho en las franquicias de Dubai. Aquellas situadas en zona de playa son de ambiente un poco más vip. Y los clientes de todos los lugares “tienen una reacción similar”.

Romero y Morandeira siguen trabajando para extender este “universo especial”, en palabras de Morandeira.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada