Abengoa anuncia a sus trabajadores una demora “excepcional” en el abono de la paga extra

Campus Palmas Altas, sede de ABENGOA en Sevilla.

Campus Palmas Altas, sede de ABENGOA en Sevilla.

El consejero delegado de Abengoa, Joaquín Fernández de Piérola, ha remitido un correo electrónico a la plantilla de la empresa en el que anuncia una demora de carácter excepcional en el abono de la paga extra de verano.

“La situación en estos momentos nos obliga a demorar, de manera excepcional, el abono de la paga extraordinaria de julio”, afirma el directivo en el correo electrónico.

“Confiamos en que esa demora sea la mínima posible y poder satisfacer cuanto antes dicho abono. Mantendremos, como ya hicimos en una situación precedente, el pago regular en nuestros centros industriales”, señala Fernández de Piérola.

Fuentes cercanas al proceso de reestructuración de Abengoa  que la empresa está analizando diversas opciones para pagar lo antes posible la extra a los trabajadores, entre ellas el cierre de forma “inminente” de nuevas desinversiones.

Abengoa también está pendiente de recibir los pagos correspondientes a algunas de las desinversiones ya anunciadas, lo que mejorará la liquidez disponible. La demora en la paga extra no afecta a varios centros productivos, añaden las fuentes.

El consejero delegado de la compañía también indica en el correo electrónico a los trabajadores que la empresa está “cerca de suscribir con un grupo de fondos y acreedores financieros una hoja de términos del acuerdo de reestructuración que complete el acuerdo de principio anunciado en la junta general extraodinararia del pasado 30 de junio”.

Esta “hoja de términos”, señala, “debe permitir dar solución a la situación financiera actual”. “Esperamos dar noticias positivas sobre el futuro de Abengoa en los próximos días”, añade el directivo.

‘El Confidencial’, que adelanta el contenido de este correo electrónico, destaca el esfuerzo del equipo del actual presidente de la empresa, Antonio Fornielles, por reconducir la situación de Abengoa, si bien la falta de dinero en metálico ha conducido a que incluso los asesores del proceso de reestructuración lleven meses sin cobrar.

En todo caso, fuentes financieras indicaron a Europa Press que los bancos acreedores de Abengoa y los bonistas confían en llegar antes de que acabe el mes de julio a un acuerdo definitivo para cerrar el plan de reestructuración de la compañía, pese a reconocer que las negociaciones con la empresa van más lentas de lo esperado.

Las mismas fuentes atribuyen las tensiones de liquidez que pueda afrontar la compañía, incluidas las dificultades para abonar la paga extra de verano de la plantilla, a ese retraso en la marcha de las negociaciones, si bien creen que una vez firmado el acuerdo esas tensiones desaparecerán.

Además, recuerdan que los acreedores han suscrito ya tres rondas de financiación por más de 400 millones de euros que han servido para dar oxígeno a la empresa andaluza, a la que emplazan a ser más proactiva en su proceso de desinversiones de activos no estratégicos, algo que le permitiría aliviar su deuda y sus posibles tensiones de liquidez.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada