Las empresas de textil y construcción, las que más tardan en cobrar sus facturas, según Cepyme

Vista de un edificio en obras.

Vista de un edificio en obras.

Las empresas del sector textil y de la construcción son las que más tardan en cobrar sus facturas, con plazos medios de 96,9 y 93,8 días a cierre del primer trimestre de 2016, cifras que se han incrementado respecto al trimestre anterior, especialmente en el caso del textil (casi siete días más), según el Boletín de Morosidad y Financiación Empresarial, editado por Cepyme en colaboración con la Dirección General de Industria y de la Pyme.

Por el contrario, los sectores de papel y artes gráficas, de distribución alimentaria y químico son los que sufren en menor medida el problema de la morosidad, pues cobran sus facturas con menos de 15 días de retraso sobre el periodo legal (60 días).

El 43,1% de las pymes encuestadas por Cepyme declaró tener facturas pendientes de cobro en el primer trimestre y de ellas, el 6% señala que el importe de las mismas superaba el 20% de su cifra de ventas.

Durante el primer trimestre, la morosidad mejoró en casi todos los sectores. Cepyme ha destacado especialmente la fuerte caída experimentada en el periodo medio de cobro del sector de los plásticos durante el primer trimestre: de tardar 87,8 días en cobrar sus facturas en el último trimestre de 2015 se ha pasado a 77,5 días en el primer trimestre de este año.

En los tres primeros meses de 2016, el periodo medio de pago se redujo hasta los 79,4 días, frente a los 80,6 días del trimestre anterior, pero la deuda comercial en mora se mantuvo en el 71,5% del total del crédito comercial, que a su vez presenta un “dinamismo muy moderado”.

Según Cepyme, el coste financiero de la morosidad que soporta el tejido productivo español se situó en torno a los 900 millones de euros en el primer trimestre, el equivalente al 0,1% del PIB y una de sus cifras más bajas dentro de la serie histórica.

El Índice Sintético de Morosidad Empresarial (ISME) de Cepyme bajó cinco décimas entre enero y marzo, hasta situarse en 93,5 puntos, su primer descenso después de tres trimestres de alzas. Las empresas creen que la morosidad mejorará en el segundo semestre de este año.

LOS AYUNTAMIENTOS, LOS QUE MÁS TARDAN EN PAGAR.

Según Cepyme, las corporaciones locales son las que más se retrasan en los pagos, con 54,9 días de media, casi 25 días por encima del periodo legal, establecido en este caso en 30 días.

En este sentido, la organización empresarial considera “preocupante” la tendencia alcista del periodo medio de pago de los ayuntamientos, ya que entre finales de 2014 y marzo de este año se ha incrementado en más de 30 días.

Por el contrario, las comunidades autónomas han ido reduciendo desde el pasado otoño su periodo medio de pago de manera continua, con 18 días menos. Aún así, el plazo medio de pago de los gobiernos autonómicos se situó al finalizar el pasado mes de marzo en 72,4 días, casi 43 días por encima del plazo legal.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada