Diego Conde, gerente de Patatas Conde: “La nave se nos hacía pequeña”

“A todo el mundo le gusta, niños y adultos”

Deiego Conde, con el envase de cachelos bajo el sello de Galicia Calidade, en sus nuevas naves de almacenamiento en Xinzo de Limia.

Diego Conde, con el envase de cachelos bajo el sello de Galicia Calidade, en sus nuevas naves de almacenamiento en Xinzo de Limia.

Unos 25 millones de kilogramos de patatas son los que envasa Patatas Conde, en Xinzo de Limia, Ourense. De los cuales unos 2 millones son de la variedad Cachelo que están bajo el sello de Galicia Calidade. Al frente de esta empresa, desde hace dos años, está Diego Conde Ucha. Diego a sus veintiocho años ha sustituido en la gerencia a su madre que, a su vez, tuvo que ponerse al frente del negocio familiar tras el fallecimiento de su marido en 2003. La empresa nació en 1988, aunque el padre de Diego ya comercializaba patatas en Ourense en la década de los 70. Ahora, como dice Diego, “estoy yo al mando”.

El cachelo, explica Diego Conde, es una variedad de patata muy apreciada “por su excelente culinaria”, esto es, sabor, textura… En los mercados de Madrid y de Barcelona, afirma el gerente de Patatas Conde, es dónde más las aprecian. En Galicia, se comercializan a través de supermercados Froiz y Alcampo.

En bolsas de 3 o 4 kilogramos, los cachelos tienen un precio superior, algo así como el doble de las otras variedades. Están bajo la Indicación Geográfica Protegida (IGP) ‘Pataca/patata de Galicia’ Se envasan entre septiembre y abril, en unas bolsas autorizadas y lotes homogéneos, sin previo lavado del tubérculo. La producción es pequeña en relación al resto de variedades e implica en Xinzo de Limia a unos 20 agricultores a los que se les controla todo el proceso desde que se plantan hasta que se envasan.

Diego Conde cree que la patata “a todo el mundo le gusta, niños y adultos”. Él las prefiere fritas.

Recientemente, Patatas Conde ha realizado una potente inversión en el polígono de Xinzo de Lima. Ha construido 6.000 metros cuadrados de naves frigoríficas para almacén. Mantendrá la nave antigua con sus oficinas, pero en las nuevas entrará ya la nueva cosecha en septiembre. “Aunque este año vendrá retrasada por las lluvias del invierno”, precisa Diego Conde.

Este joven empresario cree que lo importante “es coger el negocio y verlo como una forma de vida”. Y para eso cree imprescindible “que te guste, que te llene”.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada
11