Bruselas estudia ajustar medidas para atajar riesgo de exposición de la banca a activos inmobiliarios

Una bandera británica (d) ondea al lado del resto de banderas de los países miembros de la Unión Europea colocadas delante de la sede del Consejo Europeo en Estrasburgo, Francia.

Una bandera británica (d) ondea al lado del resto de banderas de los países miembros de la Unión Europea colocadas delante de la sede del Consejo Europeo en Estrasburgo, Francia.ARCHIVO. 

La Comisión Europea ha lanzado una consulta pública de cara a identificar las debilidades e inconsistencias del marco de supervisión macroprudencial de la UE para garantizar la estabilidad del sistema financiero europeo y determinar si hace falta, entre otros, ajustar las medidas para atajar el riesgo de exposición de la banca a activos inmobiliarios.

La banca, Gobiernos y otras partes interesadas podrán participar en la consulta hasta el 26 de octubre, ha informado el Ejecutivo comunitario en un comunicado.

Bruselas quiere evitar cualquier solapamiento y eliminar cualquier inconsistencia entre los distintos organismos que constituyen el “complejo” marco macroprudencial consolidado de forma progresiva en los últimos años y que actualmente se compone de las normativas sobre la Junta Europea de Riesgo Sistémico, los requisitos de capital y el Mecanismo de Supervisión Único.

Entre otros, el Ejecutivo comunitario si “ven necesidad para ajustar medidas dirigidas a los riesgos asociados con la exposición inmobiliaria de la banca” y si es necesario “reforzar” la coordinación entre las autoridades competentes y designadas cuando se utilizan “medidas más estrictas del pilar 1 para las exposiciones inmobiliarias para responder a riesgos sistémicos”, es decir, requisitos de capital contra el riesgo, según recoge un documento interno de la Comisión.

“Se ha argumentado que instrumentos adicionales potenciales merecen discutirse, especialmente el derecho de que las autoridades designadas relevantes introduzcan elevados límites a la exposición aplicables a las exposiciones de los bancos en determinados sectores, como por ejemplo el sector inmobiliario para atajar riesgos sistémicos emergentes”, argumenta el Ejecutivo comunitario.

Sin embargo, admite que la introducción de una herramienta de este tipo requiere “una evaluación y calibración adecuadas” y apunta a la alternativa de crear “nuevos instrumentos” por ley a nivel europeo y no descarta que la Junta Europea de Riesgo Sistémico pueda desarrollar “directrices comunes” a los Estados miembros a respetar cuando se lancen medidas nacionales no armonizadas, algo que podría reforzarse vía recomendaciones del organismo.

El Ejecutivo comunitario también quiere consultar otras cuestiones como la limitación y refinamiento del alcance de los instrumentos macroprudenciales existentes como los colchones de capital para reforzar la consistencia entre las diferentes normativas.

También el papel y la estructura organizacional de la Junta Europea de Riesgo Sistémico, en particular si su mandato y tareas son apropiadas para garantizar la coordinación eficaz de la política macroprudencial en la UE y si tiene acceso a datos relevantes para llevar a cabo sus análisis de riesgo, así como la cooperación del organismo con el Banco Central Europeo.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada