Matilde Rodríguez, responsable de Comunicación de Avigal: “Bon Pollo Gourmet está bajo el sello de Galicia Calidade, pollo amarillo cuya alimentación es cien por cien vegetal”

Avigal

Matilde Rodríguez, responsable de Comunicación y Mercadotecnia y departamento Comercial de Avigal, en la entrada a la sala de reuniones en sus instalaciones de Campañó, Pontevedra. Copyright © Grupo ES., 2016.

Especialistas en aves. Una empresa con una tradición de más de 50 años, desde 1964. Avícola de Galicia SAU, Avigal, nació como una empresa familiar tradicional. Desde el primer momento tuvo un proceso de producción integrado: crianza de animales, fábrica de piensos, matadero y sala de despiece. Muy asentada en la comarca de Pontevedra, en Campañó.

En 1990, Avigal fue comprada por la multinacional francesa Doux. A raíz de esto, explica la responsable de Comunicación y Mercadotecnia y Departamento Comercial, Matilde Rodríguez, la empresa se metió en un proceso de industrialización y se dirigió a nuevos mercados.

El Grupo español Vall Companys, un grupo agroalimentario de carácter familiar y líder en España, fundado en 1956, compró Avigal en 2008 y, a consecuencia de ello, la empresa se volvió a industrializar y modernizar. Desde entonces se invirtió en nuevos procesos productivos.

Como especialistas en aves, Avigal vende el pollo, amarillo y blanco, entero en diferentes formas (granel, bandeja, envasado al vacío…) y los cortes de pollo (pechugas, pechugas fileteadas, jamoncitos traseros, alas…), en multitud de formatos de envasado (granel, paquete de cartón, al vacío, congelado, fresco, en bandeja con atmósfera protectora…).

Matilde Rodríguez afirma que “hay multitud de opciones en el mercado y tenemos que buscar un hueco con el producto de calidad”. Y a todo eso añade que “nos dirigimos a un mercado cada vez más exigente”.

Entre todos sus productos, Bon Pollo Gourmet está bajo el sello de Galicia Calidade.  Es un pollo amarillo cuya alimentación es cien por cien vegetal mediante distintos tipos de cereales. Además los animales, en las granjas, tienen más espacio de movimiento, en unas condiciones de humedad y temperatura muy controladas. En el matadero, también se cuida y controla el proceso así como el despiece y envasado. “Cada pollo tiene un número de serie de trazabilidad” que permite conocer su origen, alimentación y todo su historial.

Avigal cuenta con granjas asociadas a las que suministra los pollitos y acompaña al granjero aportándole soporte técnico durante la crianza de los animales.

Su red comercial se dirige, primero, a los clientes industriales que pueden ser transformadores del producto para elaborar a su vez otros y que precisan de “una materia prima en buenas condiciones”, explica Rodríguez. Además, suministran pollo a clientes mayoristas que a su vez se dirigen a las carnicerías, plazas de abasto y a la restauración. Otros clientes de Avigal son los de libre servicio como los supermercados.

Matilde Rodríguez señala el principal rasgo del consumidor final  actual como “cambiante”. Por supuesto, más exigente por ejemplo con los formatos que tienden a ser más pequeños, dice. Y demanda también un producto cada vez más procesado, esto es, con distintos cortes. Aquí es donde Rodríguez ve más claro que debe dirigirse la innovación.

La carne de pollo, recuerda Rodríguez, sólo se manipula para el corte. Por eso es natural. No sufre ningún otro proceso.

Matilde se manifiesta consumidora de pollo. Su receta preferida el pollo gourmet al horno. Y también gusta de la parte alta del muslo preparada a la plancha.

Resume las claves del éxito de la empresa Avícola de Galicia en tres rasgos: trabajo, innovación e inversión (industrial e informática).

Al empresariado le sugiere el imperativo de “adecuarse al mercado”. Un mercado que como dice ella es “muy cambiante”. Y después innovar y cada vez hacer las cosas un poco mejor.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada
1