El primer captador de energía de olas diseñado en Euskadi comenzará sus pruebas en septiembre

Gobierno vasco destaca el “gran potencial” del mar y apuesta por “posicionarse a la cabeza de este sector incipiente”

captador energía euskadiEl primer dispositivo captador de la energía de las olas diseñado en Euskadi, que está siendo construido en las instalaciones de Navacel de la localidad vizcaína de Erandio, comenzará las pruebas de funcionamiento en septiembre en el centro de ensayos marinos Bimep, frente a la costa de Armintza.

La consejera de Desarrollo Económico y Competitividad del Gobierno vasco, Arantxa Tapia, ha visitado este jueves las instalaciones de la empresa Navacel, donde desde hace unas semanas se construye el primer dispositivo captador de energía de las olas diseñado y construido en Euskadi, un prototipo promovido desde el Ente Vasco de la Energía y desarrollado por Oceantec Energy, empresa vasca participada por Iberdrola y Tecnalia para el desarrollo de la energía eléctrica marina.

En la visita, también han participado el viceconsejero de Industria Javier Zarraonandia, y la directora general del Ente Vasco de la Energía, Pilar Urruticoechea, y el presidente de Navacel, Emilio Celorio, así como los principales responsables de Oceantec.

El captador de olas de tecnología vasca consta de tres partes fabricadas en acero que, una vez ensambladas en Navacel, tendrán una forma de boya vertical que contendrá el equipamiento mecánico y eléctrico capaz de generar energía mediante el movimiento de las olas, según han explicado los responsables de este proyecto.

Denominado Marmok A-5, se trata de un dispositivo de baja potencia y con unas dimensiones de 42 metros de longitud y un diámetro de cinco metros, con un peso de 80 toneladas. El dispositivo cuenta con un sistema de generación formado por dos turbinas ubicadas en su parte superior de una potencia nominal de 30 kW.

Es el primer dispositivo que Oceantec ensayará en mar para, posteriormente, saltar a la fase “precomercial” con la instalación de “uno de gran potencia”.

Sumergido en el mar casi en su totalidad, salvo la cabeza flotante, generará energía mediante la tecnología denominada OWC (Columna de Agua Oscilante), la misma que ya produce energía en la planta de las olas de Mutriku, pero adaptada para su uso dentro de un dispositivo con forma de boya en mar abierto capaz de aprovechar la energía de las olas.

El principio de generación eléctrica se consigue “gracias a que en el interior de la estructura central de la boya se crea una columna de agua que con el movimiento desacompasado de las olas ejerce de pistón, comprimiendo y descomprimiendo una cámara de aire que queda en la parte superior”. El aire es expulsado hacia arriba y, aprovechado por una o varias turbinas que giran siempre en la misma dirección, se activa un generador eléctrico que produce la energía.

Uno de los elementos de mayor importancia del proyecto será la turbina desarrollada por Oceantec específicamente para este captador. Durante la primavera de este año, ha sido testada en la planta de energía de las olas de Mutriku como paso previo a su puesta en mar. Estos ensayos han permitido obtener datos de rendimiento y generación “de gran validez” para su puesta a punto en su ubicación final en la boya marina.

Las pruebas en el mar serán realizadas tras el verano durante un año en Bimep, infraestructura de ensayo ubicada en Armintza que cuenta con un área acotada al tráfico marítimo y cables submarinos para transportar la electricidad generada hasta la red general de distribución.

Durante la visita, la consejera Arantxa Tapia ha destacado el hecho de que la iniciativa se desarrolle íntegramente en Euskadi, con “unas infraestructuras de prueba que existen en Euskadi, unas empresas con capacidades y una red vasca de ciencia y tecnología que permite ser un ecosistema realmente eficiente para comprobar que nuevos equipos, como el que hemos visto hoy, somos capaces de ponerlos en el mar y ser competitivos”.

“Tecnología de última generación, tecnología punta y que ahora, en este momento, se está montando una empresa como Navacel y que nos permite estar en la vanguardia de tecnología y de puesta en marcha de servicios”, ha agregado.

ESTRATEGIA ENERGÉTICA

La apuesta por las energías renovables y por la creación de nuevos sectores productivos en este área es “un pilar” de la Estrategia Energética del Gobierno vasco para el año 2030, aprobada recientemente.

El objetivo es aprovechar los retos energéticos de futuro para que, junto a un abastecimiento “cada vez más limpio y sostenible”, contribuyan a generar “nuevos polos de conocimiento, riqueza y generación industrial en sectores de gran potencial de crecimiento”. En este sentido, la Consejería de Desarrollo Económico y Competividad ha remarcado que “el mar dispone de un gran potencial, por lo que el conocimiento sobre el mismo será imprescindible para posicionarse a la cabeza de este sector incipiente”.

En el marco de esta estrategia, se prevé que las energías renovables cobren “mayor protagonismo”, de manera que el 19% de la energía eléctrica que se consuma en Euskadi sea de origen renovable en el año 2030, y que el 21% del total de la energía demandada tenga este mismo origen.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada