Merlín y Metrovacesa aprobarán su fusión el 15 de septiembre

De izquierda a derecha: David Brush (CIO), Ismael Clemente (presidente y CEO) y Miguel Ollero (CFO) de Merlín Properties SOCIMI.

De izquierda a derecha: David Brush (CIO), Ismael Clemente (presidente y CEO) y Miguel Ollero (CFO) de Merlín Properties SOCIMI.

Merlín Properties y Metrovacesa han convocado para el próximo 15 de septiembre las respectivas juntas extraordinarias de accionistas en las que aprobarán su fusión, la operación con la que constituirán la mayor inmobiliaria española y una de las primeras de Europa.

La integración dará lugar a una nueva Merlín, que gestionará una cartera de activos inmobiliarios en renta valorada en unos 10.000 millones de euros y tendrá al Santander como primer accionista.

Con la convocatoria de sus juntas, las empresas dan un paso más para lograr cerrar antes de fin de año la fusión que acordaron el pasado mes de junio. Las dos compañías ya solicitaron la pasada semana el ‘visto bueno’ a la operación de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

En el orden del día de las juntas, además de la ratificación de la fusión, figura el reparto de dividendos previstos previos a la integración.

En el caso de Metrovacesa, distribuirá 50 millones de euros entre sus bancos accionistas.Así, Santander cobrará 36,1 millones en virtud de la participación de control del 70,27% que tiene en Metrovacesa. El BBVA percibirá 10,2 millones y el Banco Popular, 4,7 millones.

Asimismo, la junta de Merlín aprobará la composición del nuevo consejo de administración que gestionará a la inmobiliaria resultante de la fusión.

Una vez que los socios de Merlín y Metrovacesa aprueben en junta la fusión y obtengan autorización del ‘superregulador’, las dos empresas abordarán el canje de activos inmobiliarios por acciones por el que han acordado materializar su unión.

CANJE DE EDIFICIOS POR ACCIONES.

En concreto, Santander y el resto de bancos accionistas de Metrovacesa cederán a Merlín los edificios de oficinas y centros comerciales en renta de esta inmobiliaria valorados en 1.672 millones de euros, según consta en el proyecto de fusión.

Para afrontar este canje, Merlín realizará una ampliación de capital por la que emitirá 146,7 millones de acciones, a 11,40 euros cada una, un precio por encima de la actual cotización de la socimi (alrededor de los 10 euros).

La nueva Merlín resultante de este intercambio contará con una cartera de edificios de oficinas, centros comerciales y centros logísticos en renta valorada en 9.317 millones de euros y que generará ingresos por alquileres de 450 millones al año.

El Santander será primer accionista individual de esta firma, con una participación del 21,9%. BBVA contará con un 6,4% y Banco Popular, con otro 2,86%.

En su cartera de activos de más de tres millones de metros cuadrados figurarán algunos emblemáticos edificios, como son la Torre Madrid de la capital o una de las cuatro del Norte del Paseo de la Castellana.

De la fusión también surgirá una segunda empresa, denominada Testa Residencial, con 4.700 viviendas en alquiler, fruto de la integración de los pisos en renta de las dos empresas. El Santander también será su primer socio, cn un 46%, y Merlín contará con un 34,2%.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada