Meliá abrirá su mayor hotel con más de 1.000 habitaciones en Cuba

La bandera cubana ante un hotel de Meliá en La Habana.

La bandera cubana ante un hotel de Meliá en La Habana.

Todos somos americanos”. El presidente de EEUU, Barack Obama, ratificó con estas palabras no solo el fin de cinco décadas de hostilidades entre su país y Cuba, sino que también despertó expectativas de nuevas oportunidades de negocio en la isla caribeña.

 

Uno de los primeros grupos en enseñar ahora sus cartas ha sido Meliá Hotels International, la principal cadena hotelera en España, que anunció el miércoles que abrirá en Cuba su hotel más grande en el mundo.

 

“En septiembre vamos a abrir un nuevo hotel en Cuba, tendrá 1.176 habitaciones y será el hotel más grande del grupo”, dijo Gabriel Escarrer, vicepresidente y consejero delegado de Meliá Hotels International, en Fitur, la feria anual de turismo en Madrid.

 

Meliá lleva 25 años en Cuba y gestiona en ese país 27 hoteles con unas 13.000 habitaciones. El mercado cubano es el tercer más grande del grupo después de España (163 hoteles) y Alemania (33 hoteles).

 

“Nuestra apuesta por Cuba sigue siendo incondicional, como lo hemos demostrado hace 25 años”, dijo Escarrer.

 

Aunque el Caribe es un destino clave para el mercado norteamericano, hasta ahora los ciudadanos estadounidenses no podían obtener visados de turista para Cuba. El inicio de conversaciones entre los dos países sobre el restablecimiento de relaciones diplomáticas plenas podría abrir las puertas al turismo estadounidense en la isla caribeña, aunque Escarrer dijo que el proceso requeriría cierto tiempo.

 

“Los dos gobiernos están dando pasos consensuados, muy sólidos y lo que está claro es (…) que quieren dar una evolución y no quieren tener ningún cambio drástico del que luego se pueden arrepentir”, dijo el consejero delegado de Meliá Hotels International.

 

El grupo cuenta en la actualidad con 378 hoteles en 41 países. Algo más del 60 por ciento de ellos operan en el segmento vacacional y el resto en el negocio urbano. Este último era el más afectado por la crisis en España y los países de su entorno.

 

La crisis explica también que en España haya casi cuatro de cada 10 hoteles del grupo, pero sólo aportan el 15 por ciento de su resultado de explotación.

La bandera cubana ante un hotel de Meliá en La Habana.

La bandera cubana ante un hotel de Meliá en La Habana.

No obstante, Escarrer dijo el miércoles que el negocio en España ya ha retomado la senda de crecimiento.

 

“Estamos listos para aprovechar la recuperación del sector turístico de España. Ya hemos visto gran parte de ello en los últimos dos años a nivel vacacional y esperamos que en 2015 lo podemos ver también en el sector urbano”, añadió.

 

Para el año en curso, Meliá pondrá el énfasis en nuevas aperturas, prácticamente todas en el extranjero, mientras que en España continuará con el proceso de modernización y mejora de sus establecimientos.

 

Así, antes del verano, el grupo completará la renovación de sus complejos hoteleros en Calviá (Mallorca), que cuesta algo más de 100 millones de euros pero que permite aumentar la categoría de dos de sus hoteles a cuatro estrellas.

 

El proceso de aperturas en el extranjero, por su parte, arrancará la próxima semana con un nuevo hotel en Catar en una torre de 39 plantas y le seguirán nuevos establecimientos en Europa, Jamaica, EEUU y Brasil.

 

“El pipeline para los próximos dos años y medio es de 70 hoteles con 18.000 habitaciones”, dijo Escarrer.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada