La prima de riesgo cierra en 104 puntos una semana histórica para el bono

Monitor en la bolsa de Madrid que muestra, entre otras, la prima de riesgo española que iniciaba la última sesión de la semana sin cambios, en 102 puntos básicos, debido en parte a la nueva caída del interés del bono nacional a diez años con el que se calcula, que bajó al 0,910 % desde el 0,916 % previo.

Monitor en la bolsa de Madrid que muestra, entre otras, la prima de riesgo española que iniciaba la última sesión de la semana sin cambios, en 102 puntos básicos, debido en parte a la nueva caída del interés del bono nacional a diez años con el que se calcula, que bajó al 0,910 % desde el 0,916 % previo.

La prima de riesgo española se ha situado hoy en 104 puntos básicos, dos más que en la víspera, después de que el bono nacional a diez años haya repuntado levemente hasta el 0,928 % desde el mínimo (0,916 %), un registro con el que despide una semana histórica para la cotización de la deuda.

La tendencia bajista experimentada desde finales de julio se consolidó este lunes, cuando el bono español rompió por vez primera con la frontera del 1 % (0,984 %) incentivado por la menor incertidumbre política tras las elecciones de 26-J y la sanción “cero” de Bruselas, según apuntaron desde el Ministerio de Economía.

Una noticia que recoge con optimismo el analista de XTB Manuel Pinto que confía en que el bono continúe en estos valores hasta finales de año de cara a ayudar a satisfacer las necesidades de financiación.

Y es que, explica Pinto a Efe, la demanda de deuda que incentiva el Banco Central Europeo está provocando que España se financie más barato que otros países como EEUU, China, Australia, o dentro de la zona euro, que Italia y Francia.

Para el gestor de GVG Gaesco Albert Enguix, este comportamiento de la renta fija ha originado “un binomio de beneficios”, puesto que “el Estado se está ahorrando costes y las compañías están sustituyendo deuda antigua por deuda nueva más barata”.

De este modo, los únicos perjudicados con la caída del bono nacional son los bancos, ya que deben aumentar los préstamos y el flujo monetario para “compensar los márgenes negativos por la presión de los tipos de interés”.

No obstante, Enguix advierte de que este descenso de la rentabilidad del bono, unido a la bajada de la prima de riesgo y al incremento de la deuda muestra “una anomalía de mercado e indica una burbuja en renta fija”.

Por ello, invita a estar pendientes no sólo de las decisiones que se toman en Europa, sino también a las que adopte la Reserva Federal en sus próximas reuniones, ya que una nueva subida de tipos en Estados Unidos supondría “una divergencia muy aguda entre las políticas de un banco central y la de otro”.

Sin embargo, el español no ha sido el único valor refugio de la semana ya que el ‘bund’ o bono alemán a diez años, cuya diferencia con el nacional al mismo plazo determina el riesgo país, se ha vuelto a hundir hoy en el menos 0,108 %.

Todo ello ha repercutido en las primas de riesgo del resto de países denominados periféricos de la Eurozona, especialmente la italiana que ha cerrado en 115 puntos básicos una semana en la que el rendimiento de su bono se ha desinflado hasta un histórico 1,042 %.

El riesgo país portugués ha perdido tres puntos básicos hasta las 281 unidades, mientras que el griego se ha dejado dos puntos para acabar en 825.

Los seguros de impago de la deuda española (“credit default swaps” o CDS), cantidad que hay que pagar para garantizar una inversión de 10 millones de euros, continúan su desplome al abaratarse hasta los 134.000 dólares desde los 139.000 de la víspera, siempre por debajo de los 199.560 dólares de los italianos.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada