DBRS alerta de que el panorama económico de Portugal se está deteriorando

Es la única agencia de calificación que mantiene el ‘rating’ de Portugal en grado de inversión, lo que permite al país acceder al programa de flexibilización cuantitativa del BCE

Un pensionista sostiene una pancarta en la que se puede leer "Euro y troika fuera de Portugal" durante una jornada de protestas.

Un pensionista sostiene una pancarta en la que se puede leer “Euro y troika fuera de Portugal” durante una jornada de protestas. ARCHIVO.

La agencia de calificación DBRS, la única que mantiene el ‘rating’ de Portugal en grado de inversión con una calificación ‘BBB (low)’ con perspectiva ‘estable’, lo que permite que la deuda lusa sea elegible como colateral en las operaciones del Eurosistema, ha alertado este martes de que el panorama de la economía portuguesa se está deteriorando.

“El crecimiento de Portugal en el segundo trimestre (+0,2%) incrementó nuestras inquietudes sobre las previsiones de crecimiento, que parece que se está ralentizando en el tercer trimestre”, aseguró el director de deuda soberana de la agencia, Fergus McCormick, en una entrevista con Reuters recogida por Europa Press.

Así, McCormick señaló que las presiones sobre la economía portuguesa “se están incrementando por varios frentes” y recordó las exigencias de Bruselas de implementar más recortes para cumplir con los objetivos de déficit.

No obstante, el responsable de deuda soberana de DBRS indicó que la perspectiva del ‘rating’ se mantendrá ‘estable’, al menos hasta la revisión de la calificación de Portugal el próximo 21 de octubre, justo una semana después de que el país presente a la Comisión Europea (CE) la lista de medidas para situar el déficit por debajo del 3%.

Si DBRS rebajase un escalón la calificación a Portugal, la deuda soberana lusa pasaría a ser considerada como ‘bono basura’ y dejaría de ser elegible como colateral en las operaciones del Eurosistema, ya que el Banco Central Europeo (BCE) exige que al menos una de las principales agencias de calificación otorgue un ‘rating’ en grado de inversión a una economía europea para que esta pueda acceder a su programa de flexibilización cuantitativa (QE por sus siglas en inglés).

De este modo, las entidades financieras del país tampoco podrían acceder a las operaciones de refinanciación del supervisor europeo con un tipo de interés al 0%.

Actualmente, la calificación de la deuda soberana de Portugal para Moody’s, Standard & Poor’s y Fitch se encuentra un escalón por debajo del grado de inversión al situarse en ‘Ba1′, ‘BB+’ y ‘BB+’, respectivamente, todas con perspectiva ‘estable’.

Tras la alerta de DBRS, la rentabilidad ofrecida por el bono a diez años portugués en los mercados secundarios ha experimentado su mayor ascenso intradiario desde el ‘Brexit’, al incrementarse en 14 puntos básicos hasta el 2,85%.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada