Siradella y Viento de Levante impone su ley en la primera jornada del Trofeo Pitusa Sabín

Entropia virando Carrumeiro.

Entropia virando Carrumeiro.

Con un ligero aplazamiento comenzó en Portosín el II Trofeo Pitusa Sabín, regata declarada de alto nivel en la comunidad gallega al ser, por concesión de la Real Federación Española de Vela, Copa de España para los Cruceros ORC – Zona Galicia.

En este primer día de competición, patrones y tripulaciones pusieron a prueba su resistencia, al ser un trazado costero largo de 35 millas náuticas (unos 65 Km.), uniendo la Ría de Muros y Noia con la ensenada de Finisterre, teniendo que virar los veleros el conocido Faro del Carrumeiro Chico por el costado de babor, emprendiendo el camino de vuelta, por la estela dejada en su subida.

Viento algo más flojo en la salida, entre 7 y 8 nudos, del noroeste, rolando hacia la izquierda en la aproximación al Monte Louro, y recuperando su eje una vez pasado este.

Navegación con bastante mar de fondo, con algo de ola de viento, que en determinados momentos llegaba a arbolar frente a la playa de Ancoradoiro.

Derrota más tranquila hacia Las Lobeiras, con su faro en primer plano de testigo y el de Finisterre, de fondo de plano. Virada sin problemas en el Carrumeiro y viento franco de nuevo, para empopar surfeando las olas en la aproximación a la entrada de la ría muradana y noiesa.

Gran regata de esta Mar de Finisterre para un barco local, el Siradella, de Francisco Gude, del Real Club Náutico Portosín, entidad que organiza el Trofeo Pitusa Sabín.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada