Crece el consumo de pescado en el sur de Europa por el turismo, según la FAO

Varias personas de un local de hostelería preparan sardinas.

Varias personas de un local de hostelería preparan sardinas.

El aumento del turismo este verano en el sur de Europa ha supuesto un incremento en el consumo de pescado, lo que ha elevado los precios de especies como el rodaballo o el calamar, señaló hoy la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

La especialista de la FAO Helga Josupeit explicó a Efe que tradicionalmente la demanda de pescado en esa zona crece en los meses de julio y agosto porque más turistas comen en restaurantes, si bien este año se ha observado un mayor consumo.

“Debido al miedo a ataques terroristas, muchos españoles e italianos se han quedado en sus países de vacaciones en vez de viajar fuera, lo que ha creado una buena demanda de pescado tradicional”, destacó Josupeit.

En España, según las últimas estadísticas oficiales, las pernoctaciones hoteleras aumentaron un 7,4 % en julio pasado frente al año anterior y la ocupación fue del 73 %.

Italia también espera un incremento de las visitas extranjeras en 2016, después de que las llegadas subieran un 5,4 % en los primeros tres meses del año.

La agencia de la ONU cita el turismo como uno de los factores que están influyendo en el mercado europeo del pescado, con la consiguiente subida de precios.

En su informe de agosto, destaca que en España el rodaballo se ha encarecido de forma inusual y el kilo del de gran tamaño se ha llegado a vender a un precio récord de 23,2 euros.

Los cefalópodos son otras de las especies más solicitadas y algunas como los calamares, el pulpo y la sepia han visto incrementados sus precios en el sur de Europa.

La FAO agregó que el mercado de la merluza en España continúa en línea con los meses anteriores, con una fuerte demanda y precios al alza.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada