Yellen vuelve a abrir en Jackson Hole la puerta a una subida de los tipos de interés en EEUU

Fotografía tomada en la que se registró a la presidenta de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), Janet Yellen.

Fotografía tomada en la que se registró a la presidenta de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), Janet Yellen.

El debate sobre una probable alza de tipos de interés en EEUU antes de fin de año vuelve a coger fuerza tras las palabras de hoy de la presidenta de la Reserva Federal (Fed), Janet Yellen, en la conferencia de Jackson Hole donde afirmó que el argumento para el ajuste monetario se ha reforzado “en los meses recientes”.

“A la luz del continuo y sólido comportamiento del mercado laboral y nuestras perspectivas de actividad económica e inflación, creo que el argumento para un alza en los tipos de interés se ha fortalecido en los meses recientes”, dijo Yellen en su esperado discurso en la reunión de banqueros centrales de Jackson Hole (Wyoming).

Se trata de la primera comparecencia pública de la presidenta de la Fed tras el receso veraniego y supone una nueva muestra de que el banco central vuelve a poner sobre la mesa el ajuste monetario en su próxima reunión de septiembre.

Los tipos de interés se encuentran actualmente entre el 0,25 % y el 0,50 %, tras la subida de diciembre pasado, la primera en casi una década.

Tras anunciar hasta cuatro posibles subidas de tipos en 2016, el sombrío panorama internacional y las dudas sobre la economía interna después de varios indicadores débiles en EEUU forzaron el aplazamiento del ajuste monetario.

“Aunque el crecimiento económico no ha sido rápido, ha sido suficiente para generar una mejoría en el mercado laboral”, afirmó Yellen.

Para el futuro, la presidenta de la Fed espera “un crecimiento moderado del producto interior bruto real, un fortalecimiento adicional y una inflación que se elevará hasta el 2 % en los próximos años”.

Al organismo le quedan tres reuniones de política monetaria antes de que finalice el año, la más cercana el 20 y 21 de septiembre.

No obstante, los mercados apuntan a la última, en diciembre, como la más probable para la decisión.

Antes de las palabras de Yellen, se dio a conocer el segundo cálculo del PIB en el segundo trimestre en EEUU, que se situó en una poco convincente tasa anual de subida del 1,1 %.

Se confirma así el cambio de tono en el banco central, apuntado en las últimas semanas por pesos pesados de la Fed como el presidente de la Reserva de Nueva York, William Dudley, y el vicepresidente del banco, Stanley Fischer.

Fischer ha asegurado que la economía estadounidense se encuentra “cerca de nuestros objetivos” de pleno empleo e inflación del 2 % anual.

Dudley pronosticó hoy una “cierta aceleración” en las perspectivas de crecimiento económico de EE.UU. en la segunda mitad del año, por lo que apuntó como “posible” una subida de tipos de interés en la reunión de septiembre.

Asimismo, la presidenta de la Reserva Federal de Kansas City y anfitriona de la conferencia en este apartado complejo vacacional, Esther George, sostuvo que “es hora de mover los tipos de interés” en EE.UU., aunque matizó antes del inicio de la conferencia de Jackson Hole que debe hacerse gradualmente.

A la reunión de Jackson Hole no han acudido en esta ocasión los jefes del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ni el gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, que encaran el desafío de gestionar la política monetaria en Europa tras la decisión del Reino Unido de abandonar el bloque europeo.

Sí que participan el presidente del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda, y el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, que darán una visión internacional de las perspectivas económicas y financieras.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada

Etiquetas: