Ramón Huidobro, secretario general de la DO Rías Baixas: “Este concurso-cata adquiere año a año más prestigio entre los bodegueros”

Luis Paadín, catador: “Los albariños soberbios; los condados bien en estilo aunque falta un poquito de fragancia; y los tintos es un nuevo camino que se está abriendo pero un poco lejos de la calidad con respecto a los blancos”.

Ramón Huidobro, secretario general de la DO Rías Baixas, dirgiendo la cata-concurso de vinos Deliciosos.

Ramón Huidobro, secretario general de la DO Rías Baixas, dirgiendo la cata-concurso de vinos Deliciosos.

Diez expertos constituyeron hoy el panel de cata-concurso para determinar cuáles son los vinos Deliciosos de 2015 en la subzona Condado do Tea de la DO Rías Baixas. Entre ellos había enólogos de bodegas, comerciales de vinos, técnicos de la DO Rías Baixas, sumillers y un viticultor suizo. Por eso el secretario general de la DO Rías Baixas, Ramón Huidobro, define este panel como “formado, cualificado y experto”.

También se cataron más vinos que el año pasado (de 30 albariños en 2015 a 33 y se pasó de 9 a 10 condados blancos. Los condados tintos igual, 4). Por ello, se puede decir que las bodegas tienen más interés y hacen más elaboraciones. Huidobro concluye que “este concurso-cata adquiere año a año más prestigio entre los bodegueros y la consideran interesante para valorar sus vinos”.

Por parte del consumidor, Ramón Huidobro afirma que “es importante que el consumidor valore los resultados de esta cata desde el punto de vista comercial y que tenga repercusión en cuanto a ventas en el mercado”.

Las opiniones de los catadores son “buenas, favorables y positivas”, asegura Huidobro. La añada analizada fue la de 2015 y en su momento ese año el Consejo Regulador de la DO Rías Baixas la calificó de “muy buena”.

La preocupación del secretario general de la DO Rías Baixas es la evolución del vino de 2015 tras su primer año. “Esa evolución marca la calidad”.  Lo deseable es que “pasen el año y evolucionen positivamente y que el consumidor los encuentre cualitativamente pletóricos y dignos para seguir degustándolos”.

LUIS PAADÍN

El autor de la guía de vinos de Galicia y miembro del panel de la cata-concurso de Salvaterra, Luis Paadín resume su experiencia de hoy. “Los albariños soberbios; los condados bien en estilo aunque falta un poquito de fragancia; y los tintos es un nuevo camino que se está abriendo pero un poco lejos de la calidad con respecto a los blancos”.

Paadín describe los 33 albariños presentados a concurso como “más redondos, con mejores bocas” con respecto a los de la añada de 2014. “Muy golosos, muy bien hechos y con muchísima armonía”. En nariz, no los nota “exuberantes”. Encuentra flor blanca, “algo que ha vuelto”, apunta.

Los condados “menos fragantes que otros años. Suelen ser vinos fragantes y ligeros en boca”.  Y hace esta confidencia: “La segunda mejor puntuación se la he dado a un condado después de un albariño”. Y describe: “Tenía boca poderosa; era un condado al uso; con los aromas que los condados desarrollan”.  Y sintetiza sobre los condados catados: “Más armados, más estructurados en boca y, en algunos casos, con mucho más aroma”.

Sobre los cuatro condados tintos presentados afirma que “no me gustaron excesivamente. Creo que las narices eran muy bonitas, muy bucólicas… con algunas maderas pero en boca les falta un poquito de armonía”.

Se adelanta Paadín a la argumentación de que son vinos atlánticos. “Creo que los vinos atlánticos no tienen por qué tener esas aristas excesivas”.

Y precisa: “Algunos me da la sensación de que eran de viñedos muy jóvenes porque quedaban un poquito cortos”.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada