Nace la Confederación de Taxistas Autónomos, la más representativa del gremio

Taxistas de Madrid se manifiestan en una marcha entre la glorieta de Atocha hasta la plaza de Cibeles, para expresar su rechazo a la entrada en servicio en la capital de Uber, la plataforma tecnológica que permite a particulares compartir vehículos.

Taxistas de Madrid se manifiestan en una marcha entre la glorieta de Atocha hasta la plaza de Cibeles, para expresar su rechazo a la entrada en servicio en la capital de Uber, la plataforma tecnológica que permite a particulares compartir vehículos.ARCHIVO. 

La nueva Confederación de Taxistas Autónomos de España (CTAE), constituida este mes, representará a más de 20.000 profesionales tras incorporar a sus filas la mayor parte de las entidades de la extinta Confederación del Taxi España (CTE) y a otras nuevas asociaciones.

Su principal objetivo será la defensa del taxista autónomo y la mejora de las condiciones laborales y sociales de este profesional, ha informado hoy la nueva organización en un comunicado.

Al frente estará el presidente de la Federación Profesional del Taxi de Madrid, Julio Sanz, tras haber sido elegido por unanimidad por el resto de miembros, debido a su “más que probada experiencia en las mesas nacionales del transporte”.

Gabriel Moragues, de la Federación Independiente de Baleares, rechazó el cargo de presidente que le ofreció el pleno de los asistentes antes de nombrar a Sanz y será su vicepresidente, mientras que Fernando del Molino, de la Confederación de Autónomos del Taxi de la Comunidad Valenciana, y Olivia Rodríguez, de la Federación Costa del Sol, ocuparán los cargos de tesorero y secretaria, respectivamente.

La entidad se ha creado para continuar con la defensa del modelo actual del sector del taxi y del Reglamento de Ordenación de los Transportes Terrestres (ROTT) frente al contencioso presentado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) contra las limitaciones a los vehículos de arrendamiento con conductor (VTC).

Trabajará para favorecer el desarrollo de normativas que protejan la actividad de los taxistas y frenar “la situación de abandono y pérdida de condiciones laborales y sociales que ha venido sufriendo el sector en los últimos años”.

Combatirá contra el intrusismo y la competencia desleal, así como contra el acoso que, dice, sufre el sector por parte de la CNMC, y luchará para que los taxistas tengan reconocidas las enfermedades profesionales que correspondan como consecuencia de su actividad laboral y puedan disfrutar, si lo desean, de una jubilación anticipada.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada