Gas Natural abrirá este miércoles una nueva etapa con Isidro Fainé al frente

En la imagen, el empresario Isidro Fainé.

En la imagen, el empresario Isidro Fainé.

La multinacional energética Gas Natural Fenosa prevé abrir el próximo miércoles, 21 de septiembre, una nueva etapa con el nombramiento de Isidro Fainé como presidente no ejecutivo de esta centenaria compañía, un cargo en el que relevará a Salvador Gabarró, según fuentes del sector consultadas.

Ese día está prevista la convocatoria de un consejo de administración en el cual se evidenciará el nuevo equilibrio de fuerzas en la multinacional tras la entrada del fondo estadounidense Global Infraestructure Partners (GIP), con un 20 %.

El pasado 12 de septiembre Repsol y La Caixa, a través de CriteriaCaixa, cerraron la venta del 20 % de Gas Natural Fenosa al fondo estadounidense Global Infraestructure Partners (GIP) por 3.802,6 millones de euros.

Más allá de la venta de ese paquete, La Caixa, a través de CriteriaCaixa, que tiene un 24,43 % del accionariado; Repsol (20,08 % del accionariado) y el fondo Global Infraestructure Partners (20 %), han sellado un acuerdo de gobierno corporativo por el cual determinadas decisiones, como la aprobación de planes estratégicos o de dividendos, se tomarán por mayoría reforzada de dos tercios.

En cualquier caso, estas tres compañías han dejado claro que este acuerdo no supone una “acción concertada en el contexto del gobierno corporativo de la sociedad”, porque de lo contrario se verían forzados a lanzar una OPA sobre el 100 % de Gas Natural.

El nuevo reparto del accionariado se reflejará en el consejo, en el cual, de los 17 miembros del consejo de Gas Natural, 4 serán de CriteriaCaixa; 3, de Repsol; otros 3, de GIP y el resto, independientes, con la excepción del consejero delegado, que será ejecutivo, cargo en el que se mantendrá Rafael Villaseca.

Las principales novedades del consejo serán, previsiblemente, la elección de Mario Armero y Josu Jon Imaz, que ejercerán como vicepresidentes de la compañía en representación de GIP y Repsol, respectivamente, mientras que abandonarán el consejo el empresario Demetrio Carceller, el presidente de la CEOE, Juan Rosell, o bien un histórico como el presidente de Repsol, Antoni Brufau.

Esta reorganización en el consejo pone de manifiesto la nueva etapa de esta multinacional energética, que ahora estará controlada por un triunvirato formado por Repsol, La Caixa y GIP.

Gas Natural, cuyos orígenes se remontan a 1843, bajo el nombre entonces de Sociedad Catalana para el Alumbrado por Gas (SCAG), estaba controlada hasta ahora por Repsol y La Caixa, que en el año 2000 firmaron un pacto parasocial para sindicar sus acciones.

No obstante, ambas compañías ya controlaban en la práctica Gas Natural desde principios de los noventa, cuando Catalana de Gas se fusionó con Gas Madrid y absorbió diferentes activos de gas canalizado de Repsol Butano, dando lugar así a Gas Natural SDG.

En el plano directivo, esta nueva etapa se traducirá en el relevo en la presidencia, ejercida hasta ahora por Salvador Gabarró, de 80 años, que dejará este cargo tras haber liderado el crecimiento de Gas Natural, que en 2009 se fusionó con Unión Fenosa.

Gabarró fue nombrado consejero de la gasista en julio de 2003 y llegó a la presidencia de esta compañía en octubre de 2004, con 69 años, tras sustituir en el cargo a Antoni Brufau.

El nuevo presidente de Gas Natural será un peso pesado del empresariado español Isidro Fainé que combinará esta nueva responsabilidad con la presidencia de la Fundación Bancaria La Caixa.

Fainé será el presidente no ejecutivo de una multinacional que en los últimos años ha seguido aumentando su presencia internacional, principalmente en Latinoamérica, con la compra de la chilena Compañía General de Electricidad (CGE).

En mayo, esta multinacional con sede en Barcelona presentó su nuevo plan estratégico y anunció que invertirá 14.000 millones de euros hasta el año 2020, de los que más del 80 % será en activos regulados o contratados, con un enfoque especial en el crecimiento en redes de distribución y en generación con energías renovables.

Gas Natural prevé superar los 1.800 millones de beneficio neto en 2020, si bien este año confía en ganar entre 1.300 y 1.400 millones de euros, frente a los 1.502 millones de ganancias que obtuvo en 2015, debido al complicado entorno energético, marcado por los bajos precios de materias primas como el petróleo.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada