Vuelta a la ‘mujer-flor’

Cortesía de Dior.

Cortesía de Dior.

Las flores invadieron las pasarelas de la alta costura en París para la primavera-verano 2015, que marcó además el regreso del traje de novia y se inspiró en el exotismo de los viajes.

 

Con Dior, las flores aparecieron estampadas como en negativo sobre impermeables de plástico transparente o bordadas en vestidos que recordaron precisamente el concepto de la “mujer-flor” inmortalizado por el legendario Christian Dior, fundador de la marca.

 

En el decorado de jardín tropical de Chanel, las flores se abren como en un libro tridimensional infantil. Forman conjuntos multicolores en los hombros de los vestidos o terminan el bajo de chaquetas largas. Otras versiones son tan cortas que dejan el ombligo al descubierto, para un verano tórrido.

 

Cortesía de Dior.

Cortesía de Dior.

En versión Viktor & Rolf, las flores se imprimen en volados de modelos que se llevan sombrero de paja y chancletas. Valentino puso flores a sus princesas renacentistas y con Armani Prive lo vegetal vino de la mano de los estampados con motivos de bambú.

 

Vuelve el traje de novia

 

Un clásico de los desfiles para cerrar una colección con broche de oro, la novia de blanco. Pero en esta temporada que concluyó este jueves la alta costura fue más allá de la mera costumbre, que por otra parte había caído un poco en desuso.

 

Un traje de novia con cola floreada presentado por la norteamericana Molly Blair, una modelo de belleza futurista casi extraterrestre, cerró el desfile de Chanel.

 

Jean Paul Gaultier directamente convirtió a todo su desfile en una divertida fiesta de bodas. Es tradicional que las novias se hagan esperar, pero en este caso fue el primer modelo de la colección, de blanco… y con ruleros. El vestido de novia se declinó luego con otras variantes a lo largo del aplaudido desfile, donde según explicó el propio Gaultier a la AFP, “había para todas las formas de casamiento, todas las edades y la cantidad de veces que quieran”.

 

El exotismo de los viajes

 

La colección de Elie Saab fue un homenaje al Beirut de su infancia, cuando la capital libanesa era conocida como “el París de Medio Oriente” antes de ser devastada por 15 años de guerra civil.

14

Cortesía de Dior.

Con estampados de tulipanes, vestidos de seda ligera como el aire y que brilló con mil destellos, la colección se inspiró en una foto de la madre del creador.

 

Gustavo Lins también evocó en su colección de formas envolventes y suaves a su Brasil natal, 28 años después de su llegada a Europa. Un detalle inesperado para la alta costura, Lins incluyó varios modelos masculinos en un género

tradicionalmente reservado a la moda femenina. Valentino exploró el folclore ruso con vestidos que demandaron en algunos casos 3.500 horas de trabajo. No hay que olvidar que el exotismo en la alta costura también está en una clientela de acaudaladas mujeres rusas, asiáticas o de Oriente medio que acuden a las grandes casas de moda de París para sus vestidos de fiesta.

 

Famosas en primera fila

 

Con Donatella Versace nunca faltan famosas en primera fila: en temporadas anteriores Lady Gaga o Jennifer Lopez y este año las norteamericanas Goldie Hawn con su hija Kate Hudson, no lejos de la cantante británica Ellie Gouding.

 

Una de las musas de Raf Simons para la casa Dior, Natalie Portman, vino con su marido el coreógrafo Benjamin Millepied. Al día siguiente al desfile de Chanel en el Grand Palais asistieron Kristen Stewart, Vanessa Paradis, Anna Mouglalis e Inés de la Fressange.

 

La diva Dita Von Teese aplaudió a Alexis Mabille, Elie Saab y Jean Paul Gaultier, para el que desfiló muchas veces y que contó entre otras invitadas a Catherine Deneuve, Arielle Dombasle, Catherine Ringer, Amanda Lear y la ex primera dama Carla Bruni-Sarkozy, también admiradora de la colección Schiaparelli.

Cortesía de Dior.

Cortesía de Dior.

22

Cortesía de Dior.

 

Cortesía de Dior.

Cortesía de Dior.

Cortesía de Dior.

Cortesía de Dior.

Cortesía de Dior.

Cortesía de Dior.

Cortesía de Dior.

Cortesía de Dior.

Cortesía de Dior.

Cortesía de Dior.

Cortesía de Dior.

Cortesía de Dior.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada