Rioja conquista Rusia con sus vinos pese a la crisis que sufre el país

n la imagen de dcha. a izq.: José Luis Lapuente, director general del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Calificada (DOCa) Rioja; José María Daroca, presidente del DOCa Rioja; Ignacio García Valdecasas, ministro consejero de la Embajada de España en Moscú; Ignacio Gandarias, consejero de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente; José Luis Benítez, director de Exportadores del grupo Rioja; y Ricardo Aguiriano, director de márketing del Consejo Regulador de la DOCa Rioja, posan durante el III Salón de Vinos de Rioja celebrado hoy en Moscú.

n la imagen de dcha. a izq.: José Luis Lapuente, director general del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Calificada (DOCa) Rioja; José María Daroca, presidente del DOCa Rioja; Ignacio García Valdecasas, ministro consejero de la Embajada de España en Moscú; Ignacio Gandarias, consejero de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente; José Luis Benítez, director de Exportadores del grupo Rioja; y Ricardo Aguiriano, director de márketing del Consejo Regulador de la DOCa Rioja, posan durante el III Salón de Vinos de Rioja celebrado hoy en Moscú.

Rioja exhibió hoy cerca del Kremlin sus mejores caldos en una concurrida cata que demostró que los vinos de esa región han conquistado el mercado ruso pese a la grave crisis económica que sufre el país desde hace más de dos años.

La popularidad del vino español más internacional quedó fuera de duda en el III Salón de Vinos de Rioja celebrado hoy en Moscú, al que acudieron centenares de sumilleres, importadores, expertos, periodistas y restauradores rusos.

También asisten una quincena de bodegas por primera vez a este evento que organiza DOCa Rioja en Moscú, y que dentro de dos días se repetirá en San Petersburgo.

“Rusia se ha convertido en uno de los destinos con mejor crecimiento y con grandes perspectivas para Rioja”, dijo a Efe el director general del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Calificada (DOCa) Rioja, José Luis Lapuente.

Aunque en 2015, como reconoció Lapuente, las ventas de los Rioja han descendido en Rusia, debido a la crisis económica por la que atraviesa, “en el conjunto de los últimos cinco años, este mercado ha crecido en un 50 por ciento para las bodegas riojanas”.

Pese a que la recesión en Rusia no ha terminado, en los primeros siete meses de este 2016, Rioja ha crecido un 35 % en comparación con el mismo periodo del año pasado.

En los últimos doce meses, el medio centenar de bodegas de Rioja que operan en Rusia han vendido 3,2 millones de botellas en este país, un volumen que suma el 2 % de toda la exportación de la DOCa.

Un momento del III Salón de Vinos de Rioja celebrado hoy en Moscú.

Un momento del III Salón de Vinos de Rioja celebrado hoy en Moscú.

Los productores riojanos han sabido convertir en una ventaja competitiva la devaluación del rublo al mantener el equilibrio en la relación “calidad-precio”, de tal manera que sus vinos de gama alta pasaron a ser comparativamente más asequibles que sus competidores.

“Esto le permite a los vinos de Rioja ser un producto más atractivo para los consumidores en situaciones como la que tiene lugar hoy día en Rusia”, explicó Lapuente.

Antes de la apertura al público del Salón, una treintena de expertos, entre ellos destacados críticos y periodistas especializados, degustaron una selección de caldos escogidos por el Consejo Regulador.

Apenas uno o dos de esos vinos eran de la tradicional variedad tempranillo, seña de identidad del vino español, mientras que el resto eran de las otras variedades -garnacha, graciano o mazuelo, entre otras- que ganan popularidad entre consumidores y expertos.

“Tempranillo es una variedad que nos permite vinos atractivos, elegantes, que se acomodan a cualquier paladar. Pero el mercado quiere novedades y le proponemos otra faceta con nuevas variedades, incluso con el vino blanco, en el que vemos una estrategia de futuro para la DOC”, dijo Lapuente.

Entre las presentaciones de caldos riojanos al mercado ruso, ha estado la del importador holandés Alex Veen, que introdujo un blanco de las Bodegas Murua (Rioja Alavesa) que combina las variedades malvasía, garnacha blanca y viura.

Por su parte, el presidente del Consejo Regulador, José María Daroca, se refirió a la vendimia, que ya ha empezado en la Rioja Baja, y adelantó que “se espera que sea de una gran calidad” y que ofrezca “una gran cosecha” a los viticultores.

Asimismo se refirió al enoturismo, que consideró “va a ser el motor a corto plazo no sólo para la Rioja sino para toda España”.

“Ahora mismo, la presencia del turista ruso en nuestras rutas es puntual, pero la región ofrece todas las posibilidades para convertirse en un destino a explorar” para este país, dijo Lapuente.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada