Exponor ruge con el Salón AutoClássico Porto

El Motorshow Porto empezó con los entrenamientos libres, y reserva para mañana por la tarde las primeras calificaciones, con François Delecour como estrella invitada, junto al gallego Sergio Vallejo y otros 60 pilotos

Primeros contactos comerciales en la exposición, que cuenta con un gran área comercial con oferta de todo tipo coches, motos, piezas, recambios, regalos y accesorios.

Primeros contactos comerciales en la exposición, que cuenta con un gran área comercial con oferta de todo tipo coches, motos, piezas, recambios, regalos y accesorios.

El Salón AutoClássico Porto abrió hoy sus puertas en las instalaciones del recinto ferial de Exponor para recibir a más de 40.000 personas durante todo el fin de semana, en la que es la mayor feria de automóviles clásicos y de época de la península ibérica.

Con un amplio programa de actividades, entre homenajes, concentraciones, pruebas de competición como el Motorshow o el Rally Targa Clube, y en especial un gran nivel de calidad en los vehículos expuestos, este Salón sigue siendo una referencia ineludible para cualquier aficionado al mundo de los coches o motos clásicos, de época o de colección.

El certamen ocupa 40.000 metros cuadrados y se divide en varias zonas:

Zona Expositiva

  • Exposiciones de automóviles
  • Exposición de clubes
  • Estacionamiento de automóviles clásicos (concentraciones, asistencia libre,…)

Zona Comercial

  • Venta de automóviles y motocicletas clásicas
  • Automobilia (mercado de piezas, accesorios, recambios, libros, documentación, etc.)

Zona Motorshow

  • Circuito de carreras y paddock

El certamen está abierto al público en general que quiera disfrutar de los automóviles clásicos,  de época y de colección, al precio general de 10 euros para un día, con acceso tanto a AutoClássico como al Motorshow Porto.

La feria abrirá mañana sábado de 10,00 a 21,00 horas y el domingo de 10,00 a 20,00 horas.

Los asistentes de hoy ya establecieron los primeros contactos comerciales en la exposición, que cuenta con un gran área comercial con oferta de todo tipo coches, motos, piezas, recambios, regalos y accesorios. Asimismo, hubo público que acudió a ver los entrenamientos libres del Motorshow, en un primer contacto con la pista.

 

 

Espectáculo en la exposición

El Salón de Oporto destaca siempre por la gran variedad de actividades, homenajes y stands especiales de la exposición, en muchos de los cuales se exhiben piezas que normalmente el aficionado no puede ver.

Para esta edición se han programado varios homenajes con motivo del 50º aniversario de varios coches, que fueron comercializados en 1966.

Así, el público ya se concentró en diversos stands, como el del Alfa Romeo Duetto,  protagonista con la presencia de varias unidades en exposición.

Otra estrella de esta feria es el Fiat 124. Los aficionados portugueses y españoles disfrutan en el certamen de algunos modelos en exposición como homenaje, en colaboración con Fiat Clássicos Clube de Portugal.

El stand homenaje al Toyota Corolla es otro de los más visitados del Salón AutoClássico Porto, pues se trata del modelo más vendido de la historia, con 42 millones de unidades. También se exhiben varias unidades y se aprecia su evolución.

Otro nipón, el deportivo Honda S800 también centra la atención, tras medio siglo desde su lanzamiento, por su seductora estética y porque la fábrica estuvo 30 años sin lanzar un descapotable, tras cesar su producción en 1970. El Club Amigos dos Japoneses Antigos ha colaborado en la exposición conmemorativa de ambos modelos.

Estos homenajes junto a los stands y las concentraciones de clubes llenan de un bonito ambiente esta edición del Autoclássico Porto.

Uno de los stands más destacados en ese sentido es el del BMW Auto Club de Portugal y BMW M Clube de Portugal, que se encarga de las conmemoraciones del Centenario de la prestigiosa marca alemana y de los 50 años del BMW Serie 2 y de los 30 años del BMW M3, uno de los más emblemáticos modelos deportivos.

Así, un stand especial rinde homenaje a los bávaros, con presencia de sus más prestigiosos modelos, mientras que el domingo 9 se celebrará en la feria una concentración de BMW clásicos y la Concentración Ibérica de los Clubes M de España y Portugal.

Además, el concesionario Ford MCoutinho Porto celebra el 40º aniversario de uno de los modelos más populares de la marca inglesa: el Fiesta. Cuatro décadas de evolución del modelo que es, desde hace ya varios años, el soporte de la participación de Ford en el Campeonato del Mundo de Rallys.

Otro espacio importante es el que se dedica a Vespa, una marca de motocicletas que no necesita presentación, tal es su calado en varias generaciones de todo el mundo, y que llega a los 70 años de historia.

El Salón ha reservado un espacio para rendirle tributo por esta magnífica trayectoria que la ha llevado a fabricar más de 18 millones de motos. Aquí se van a reunir diversas unidades representativas de la historia de esta moto, que debe su nombre a que su cuerpo central semejaba a la cintura de una avispa.

Parking gratuito para los clásicos

Fue la gran novedad de la anterior edición y se mantiene para este certamen, dada la notable acogida que tuvo entre los propietarios de vehículos clásicos, que se animaron a ir hasta la feria.

Nuevamente, hay un pabellón para que todos los visitantes que se desplacen hasta el Salón en su vehículo clásico, puedan aparcar en él de manera gratuita, como han hecho hoy ya muchos conductores.

El pabellón en concreto es el número 6, cubierto y con cerca de 8.000 m2, que está vigilado por personal de seguridad e integrado dentro del evento. Este parking funciona con el horario normal de la feria y puede ser visitado por el público.

 

El enfoque comercial del certamen

La importancia de esta feria se mide por los 300 expositores que acuden cada año con ánimo comercial, dado que esa es la filosofía del certamen. Aquellos visitantes que busquen un coche o moto clásicos podrán interesarse en la exposición por los vehículos, tanto de los expositores profesionales como de propietarios particulares.

Además, numerosos expositores participan en la automobilia, la gran zona comercial para venta de diversos artículos que necesitan los propietarios de coches y motos clásicos.

Allí pueden encontrar recambios, ruedas, piezas, recambios, herramientas y materiales específicos para sus vehículos. Además, los aficionados podrán disfrutar de ropa, recuerdos, artículos de marketing y regalos de todo tipo sobre sus marcas preferidas, y fotos, libros, manuales y maquetas con los que completar sus colecciones.

 

Programa intenso para mañana

Entre las múltiples actividades que se desarrollarán este fin de semana, sobresalen las concentraciones en las que participan decenas de coches clásicos, dando espectacularidad. Así figuran mañana sábado a partir de las 10,00 horas, las de Alfa Romeo, Porsche y Vespa, así como el Rally Targa Clube/AutoClássico, mientras que el domingo serán las de Fiat 124, BMW, Clubes M, Toyota Corolla y Mini.

Es en definitiva un gran evento de vehículos históricos con el claro objetivo de seguir siendo una de las referencias de Europa en cuanto a reunión de aficionados, coleccionistas y amantes en general de los clásicos.

 

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada