Los bancos podrían hacer frente a un aumento de sus capitales de hasta el 25%

Estados Unidos y la UE se oponen, no obstante, sobre el mínimo de capitales con el que deberán contar las entidades bancarias para protegerse en caso de crisis

El ministro de Finanzas luxemburgués, Pierre Gramegna, lleva unas tazas durante una reunión del Ecofin el 11 de octubre de 2016 en Luxemburgo.

El ministro de Finanzas luxemburgués, Pierre Gramegna, lleva unas tazas durante una reunión del Ecofin el 11 de octubre de 2016 en Luxemburgo.

Los ministros de Finanzas de la Unión Europea aumentaron este martes la presión para evitar que los bancos europeos se vean obligados a aumentar de manera importante sus capitales, en el marco de las nuevas reglas de Basilea.

“No queremos reglas que, bajo el pretexto de que se presentan como igualitarias para todos los bancos del mundo, creen una disparidad que sería negativa para los bancos europeos”, declaró el ministro de Finanzas francés, Michel Sapin, al término de una reunión de los 28 responsables europeos del ramo en Luxemburgo.

El Comité de Basilea, regulador internacional de los bancos, prepara nuevas reglas para antes de finales de año con el objetivo de reducir la exposición del sector bancario mundial a eventuales riesgos.

Estados Unidos y la UE se oponen, no obstante, sobre el mínimo de capitales con el que deberán contar las entidades bancarias para protegerse en caso de crisis.

Washington aboga por un método de cálculo estándar de estos fondos para todos los bancos del mundo, mientras que los europeos piden un procedimiento adaptado a las características de cada banco.

“Pensamos que no sería un trato justo y equilibrado”, subrayó por el responsable alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble.

Aunque el comisario europeo de Servicios Financieros, Valdis Dombrovskis, rechazó dar una cifra exacta ya que las negociaciones en Basilea continúan, fuentes europeas señalaron que los bancos podrían hacer frente a un aumento de sus capitales de hasta el 25%.

La nueva reglamentación no debería contar “con incrementos importantes desde el punto de vista del capital, porque eso podría tener consecuencias en los flujos de financiación, los flujos de préstamo” sobre todo en Europa, dijo el ministro de Economía español, Luis de Guindos.

Por encima del 5%, el aumento sería demasiado “significativo”, precisó Michel Sapin, para quien “Alemania y otros países europeos” comparten la postura francesa.

Los ministros pidieron a la Comisión Europea que les informe sobre el desarrollo de los trabajos conocidos como ‘Basilea III’, iniciados en 2010 tras la crisis de las hipotecas ‘subprimes’.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada