La sobretasa extraordinaria del 3,5 % para trabajadores y pensionistas portugueses podría mantenerse más allá de enero de 2017

El primer ministro de Portugal, António Costa.

El primer ministro de Portugal, António Costa.

El primer ministro de Portugal, el socialista António Costa, admitió hoy que la llamada “sobretasa”, el impuesto especial sobre la renta que se comprometió a eliminar en 2017, puede no estar abolido por completo el próximo 1 de enero.

“Vamos a cumplir, con seguridad en el próximo año, el compromiso de eliminar la sobretasa. Aunque ese compromiso no sea integralmente cumplido el día 1 de enero”, dijo en una entrevista al periódico luso “Diário de Notícias” publicada hoy.

La sobretasa extraordinaria del 3,5 % para trabajadores y pensionistas portugueses entró en vigor en 2013 y su “eliminación gradual” fue una de las propuestas de los socialistas en la pasada campaña electoral.

El Partido Socialista planteó bajarla al 1,75 % para todos los contribuyentes y extinguirla totalmente en 2017.

Sin embargo, tras acceder al poder a finales de 2015 con el apoyo parlamentario del marxista Bloque de Izquierda (BE) y el Partido Comunista Portugués (PCP), el Gobierno de Costa negoció un nuevo diseño de esta medida y finalmente se aplicaron diferentes reducciones para este año en función de la renta.

El plan, en cualquier caso, seguía siendo concretar su abolición definitiva en los Presupuestos para 2017, que hoy serán aprobados en Consejo de Ministros y presentados mañana en el Parlamento luso.

Tras rehusar hablar sobre propuestas concretas de esas cuentas nacionales, Costa recordó que “la abrumadora mayoría de los portugueses” ya no tuvo que pagar sobretasa y que otros compromisos adquiridos por su Ejecutivo para revertir medidas de austeridad se han cumplido paulatinamente.

“Hay un compromiso, y me enorgullezco mucho de que hasta ahora hemos conseguido cumplir todos los compromisos que asumimos”, apostilló.

Sobre los Presupuestos, agregó que las cuentas que mañana conocerá el Parlamento luso son “una buena propuesta, naturalmente con condiciones para poder ser mejorada a lo largo del debate parlamentario” previo a su aprobación definitiva.

Costa subrayó que el Gobierno es consciente de que debe “combinar varios compromisos”, como revertir las medidas de austeridad a las familias, mejorar las condiciones para que haya inversión y “proseguir la trayectoria del cumplimiento de los objetivos presupuestarios acordados con la Unión Europea”.

“Por lo tanto, tenemos que conseguir adaptar, de la forma más armoniosa posible, estos diferentes objetivos y ese ejercicio va a realizarse y llegará a buen puerto”, dijo en alusión al debate sobre los Presupuestos de 2017.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada