El comisario de agricultura ve “difícil” que se cierre el TTIP antes de 2018

Phil Hogan, comisario europeo de Agricultura.

Phil Hogan, comisario europeo de Agricultura.

El comisario europeo de Agricultura, Phil Hogan, ve “difícil” que se cierren las negociaciones entre la Unión Europea y Estados Unidos para un tratado de libre comercio e inversiones (TTIP) a finales de año ni “tampoco en 2017″, ante las próximas elecciones estadounidenses.

“No veo un acuerdo a final de este año ni tampoco en 2017. Continuaremos las negociaciones pero la negociación seria empezará cuando el nuevo equipo negociador esté establecido”, afirmó Hogan en una entrevista.

En plena campaña electoral en Estados Unidos de cara a las elecciones presidenciales del próximo 8 de noviembre, Hogan consideró que los avances para alcanzar un acuerdo “dependerán de la actitud hacia el mercado de la nueva Administración” estadounidense.

“Tendremos que esperar y ver cuál es la política”, dijo, una semana después de que se produjera la decimoquinta ronda de negociaciones en Nueva York, con críticas de países como Austria o Francia, que consideran que no están cumpliendo las expectativas.

Hogan aseguró que el acuerdo “garantizará” la protección de las denominaciones e indicaciones geográficas europeas, uno de los escollos de la negociación y una de las grandes reivindicaciones del sector, dado que aún no se sabe cómo estas estarán recogidas en el texto.

“Tendremos que hacer más esfuerzos de promoción en los nuevos mercados y eso representará beneficios tanto para los agricultores como para la Unión Europea (UE)”, subrayó.

Hogan explicó que la Comisión Europea (CE) está preparando un “estudio piloto” para analizar qué oportunidades se van a generar para los pequeños agricultores en este ámbito.

“Va a ser un asunto muy costoso para las pequeñas empresas, que van a tener que hacer cambios en el etiquetado; tendrán que hacer un esfuerzo de promoción”, reiteró.

El eurocomisario irlandés se posicionó “a favor de un mercado abierto a productos de alta calidad”, un principio que, aseguró, “va a protegerse” en el acuerdo.

“Europa está preparada para un acuerdo amplio que garantice la conservación de nuestros estándares y nuevas oportunidades”, concluyó.

Respecto a cómo afectará el TTIP a los agricultores y ganaderos españoles, Hogan afirmó que, “como en todos los acuerdos comerciales, algunos sectores se benefician y otros son más defensivos, y la agricultura es, en este caso, defensiva porque quiere garantizar se respetan sus productos más sensibles”.

Sin embargo, aseguró que el TTIP representará “grandes oportunidades” para las frutas y hortalizas y el porcino, aunque, para ello, “habrá que eliminar algunas barreras fitosanitarias y eso es parte de las negociaciones”.

Al mismo tiempo, precisó que “hay que garantizar que los estándares europeos se protegen. No habrá reducción en nuestros estándares”, agregó.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada