Las tecnologías actuales tienen “capacidad de irrumpir en los sectores como nunca antes”, afirma Bonet en el congreso de la empresa familiar

El Rey, en  el Concello de A Coruna para inaugurar el XIX Congreso Nacional de la Empresa Familiar. CASA REAL.

El Rey, en el Concello de A Coruna para inaugurar el XIX Congreso Nacional de la Empresa Familiar. CASA REAL.

Ángel Bonet, socio de Minsait by Indra, ha apostado hoy por “dos elementos mágicos, mejorar la sociedad y mejorar las compañías” en una ponencia en la que ha comentado que la revolución tecnológica puede suponer cambios que no se vieron “nunca”.

Bonet ha abierto el XIX Congreso Nacional de la Empresa Familiar que se celebra en A Coruña con el lema “Crecimiento con raíces” con una ponencia titulada “La revolución tecnológica y su impacto en la empresa familiar”.

En su intervención ha incidido en los “grandes retos” que tienen las empresas por delante y ha pedido afrontarlos por varios motivos fundamentales.

“Primero, por caridad, si puedes, debes, por poco que sea. Segundo por los agentes económicos, que están preocupados por el impacto que tenemos las compañías en términos sociales y de medio ambientales y no hablo solo de Responsabilidad Social Corporativa, sino de estrategia”, ha continuado.

Ha subrayado que las compañías se enfrentan “a un nuevo consumidor que cada vez tiene más información”, lo que implica que tiene “más sensibilidad por entender y conocer”.

“Hay dos elementos mágicos, que son mejorar la sociedad y mejorar las compañías”, ha continuado y ha declarado que las tecnologías actuales tienen “capacidad de irrumpir en los sectores como nunca antes”, incluso por encima de lo ocurrido “durante la revolución industrial”.

En ese sentido, ha nombrado varios elementos como el “internet de las cosas”, que lo traduce como “conectar cualquier tipo de elemento electrónico a internet” y ha apuntado que “se calcula que dentro de cuatro años habrá más de cuatro billones de dispositivos conectados a internet”.

Otro punto destacable son las impresoras 3D, que Bonet las ve como “una fábrica portátil” en las que se evita toda la “cadena de valor” de la industria tradicional, como “la fábrica, la logística o el almacenamiento”.

“Si digo que va a llegar, tengo una razón muy importante, que son las grandes inversiones que hay detrás”, ha abundado y ha enfatizado en el sector del plástico, que lo ve más cercano.

Para Bonet es importante fijarse en la inteligencia artificial, pues dijo que hay cálculos de que “en 2045 esa tecnología será capaz de computar como todos los cerebros del planeta”, lo que significa que los ordenadores aprenderán “por sí mismos y razonarán por sí mismos”.

Ha asegurado que su favorita es la robótica, que ha opinado que suplirá a casi la mitad de los empleos actuales, entre los que destacan los empleos de los vendedores y de los médicos.

“La tercera causa de muerte en Estados Unidos es el fallo médico. Es imposible que el ser humano tenga la capacidad mental para computar el factor humano, la casuística y las posibles curas. Si toda esa información estuviese computerizada, el fallo médico caería en picado”, ha argumentado.

En el caso de los vendedores, la clave está en “la preparación de la visita, identificar qué necesita el cliente y hacerle la oferta adecuada”, lo que asegura la venta, ha dicho.

Durante la ponencia, Bonet ha reflexionado sobre la competencia y las nuevas ideas que “nacen globales y con la idea de comerse el mundo, para cambiar las cosas y sin sentarse en el objetivo económico”, lo que obliga a los demás a “correr” y a poner más “corazón”, ha concluido.

FELIPE VI

El rey Felipe VI destacó este lunes la necesidad de “seguir avanzando y aplicando medidas que dinamicen e impulsen el crecimiento de las empresas familiares”, de cara a una mejora general de la economía y el bienestar en España.“Las empresas más estables, y más grandes, dan solidez al conjunto de la economía con contribuciones tan esenciales como la creación de empleo, una cultura de mayor vinculación de los empleados o la correspondiente y necesaria aportación a las arcas públicas”, aseguró.

En la inauguración del XIX Congreso Nacional de la Empresa Familiar, organizado por el Instituto de la Empresa Familiar (IEF) en A Coruña, el Rey subrayó que, en este sentido, hay que tener en cuenta sus “especiales características y condicionantes”.El Monarca indicó que la empresa familiar ha apostado tradicionalmente por un crecimiento “estable y sostenible”, cimentado en la cultura del “esfuerzo y el coraje para afrontar los retos y aprovechar bien las oportunidades”.

“Esa estabilidad en el crecimiento junto a la transmisión generacional han sido sinónimos de permanencia, como lo demuestra la existencia de numerosas empresas centenarias”, expuso.Según el Rey, es “fundamental transmitir al conjunto de la sociedad esos principios, de modo que no solo se incentiven el emprendimiento y el trabajo, sino que se subraye asimismo la imagen del empresario como fundamental generador de empleo y de bienestar general”.

Felipe VI apuntó el “inmenso valor de la empresa familiar, algo que no es desconocido pero que es importante concretar y cuantificar”. Además, abogó por “transmitir bien al conjunto de la sociedad lo que estas empresas aportan en materia de creación de riqueza y generación de puestos de trabajo”.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada