Begoña Peñamaría, diseñadora y autora de Claves para vestir bien: “La gente se queda contenta vistiendo según mis consejos y esto se puede comprobar”

“Tuve la suerte de cruzarme con Laura Rodríguez Herrera de Hércules de Ediciones, persona perfeccionista y gran lectora que me ayudó a estructurar el libro”

Begoña Peñamaría, en la Fundación Hércules.

Begoña Peñamaría, en la Fundación Hércules.

Está muy segura de sí misma pero no va de sobrada. Es inteligente y sabe de comunicación. Acude a la entrevista vestida de negro porque “menos es más”, dice. Y añade: “Sencillez y sobriedad. Hoy el protagonista es el libro” porque lo va a presentar en la Fundación Hércules. Y claro mantiene el libro de rutilante portada rosa en sus manos como su mejor arma, durante toda la entrevista y éste destaca sobre el fondo negro de su atuendo.

Begoña Peñamaría Marcos (A Coruña, 1971) es una de esas mujeres cuya edad es difícil de calcular. Solo datos como que lleva 21 años en el mundo del diseño dan una pista. Dirige una tienda en su ciudad natal de moda nupcial y trajes de fiesta. Siempre modelos exclusivos, hechos a medida.

Claves para Vestir bien sin arruinarnos en el intento es un “libro femenino”, dice, pero contiene pautas generales útiles para cualquiera. Es su tercer libro a pesar de ser el primero que escribió hace ya 6 o 7 años y ahora le tocó ser publicado.

“Tuve la suerte de cruzarme con Laura Rodríguez Herrera de Hércules de Ediciones, persona perfeccionista y gran lectora que me ayudó a estructurar el libro”.

Peñamaría  es tolerante y nada dogmática. “El libro pretende contribuir a democratizar la moda y enseñarle a la gente que no hace falta ser rico para vestirse bien”.

“Puedes vestirte bien mezclando ropa de mercadillo y de grandes superficies con complementos de lujo o con alguna prenda de alta gama”.

“El libro da ideas a la gente corriente de cómo tenemos que vestirnos en nuestro día a día.  No es la única manera. Es la que yo propongo, porque a mí me ha funcionado. Pero existen otras fórmulas. No sólo la mía es la acertada. Lo que sí puedo decir es que la mía garantiza el éxito. La gente se queda contenta vistiendo según mis consejos y esto se puede comprobar”.

Es muy celosa de desvelar el contenido de su libro en la entrevista, antes de la presentación. Bien, así crea suspense y hay que leerlo. Esto demuestra que Begoña sabe manejar los tiempos en la comunicación. Por eso, sobre el tema económico un solo consejo adelanta. Ante las rebajas, “no comprar, reservar”. En un par de días sabremos, si eso nos hace falta, si ilusiona y si nos lo vamos a poner. Y nunca, nunca, dejarse deslumbrar por el precio.

Cree que lo que le inculcó su madre, su familia desde pequeña fue “el buen gusto”. Por eso, le enseñaron a “huir de extravagancias, de los grandes escotes, de las minifaldas demasiado cortas, y a buscar colores que le favorezcan”.

Entre los complementos destaca su preferencia por los bolsos. En los zapatos se declara más clásica y partidaria de algo de tacón.

Admira, sobre todo,  a Coco Chanel. Le gustan diseñadores gallegos como Adolfo Domínguez y Roberto Verino. En Madrid, señala a Ladrón de Guevara y Jorge Vázquez.

Detesta el chándal, incluso para hacer deporte. En una mujer prefiere que se sustituya por unos leggins, zapatillas y una chaqueta ajustada en colores fluorescentes.

Begoña Peñamaría fideliza a sus clientas “intentando hacer cosas bonitas que yo me pondría”, explica. “Me acerco a ellas. Me siento como una de ellas. Se hacen mis amigas y confían en mí”. Esta es su fórmula.

Defiende todo lo que sea gallego a ultranza. No entiendo como alguien tiene que ir a Madrid a comprar, cuando aquí tenemos de todo. “Hay que consumir aquí y de aquí”, remata.

Ciertamente, como ella misma diagnostica, los dos campos que transita y que le entusiasman son el diseño y la comunicación. En el presente libro, Claves para vestir bien, Begoña está satisfecha de haber conseguido aunar ambos.

Terminamos la entrevista en vídeo –que recoge más temas de los aquí expuestos-, aunque podríamos hablar durante horas con ella por sus conocimientos, la precisión de sus respuestas y lo ameno de su conversación.

Más tarde, en la presentación, un montón de gente. El auditorio de la Fundación Hércules prácticamente lleno en viernes. No es habitual en las presentaciones, apunta la joven editora, Laura Rodríguez. Palabras cariñosas de la periodista radiofónica Mayte González para presentar Claves… Se nota que Begoña también la ha conquistado con su amistad. Luego, brevísimo discurso de Begoña Peñamaría; como antes, en la entrevista, lo que quiere es que leamos su libro. Nos sabe a poco lo que dijo comparado con lo que podía decir. Recordamos: “Hoy el protagonista es el libro”. Ni siquiera se expresa con un posesivo “mi libro”. La respuesta: Multitud de personas con el libro para que se lo dedique. A nosotros también, con amable y elegante dedicatoria, y se lo agradecemos.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada
1