El Plan Juncker presta a Lisboa 250 millones de euros para modernizar las infraestructuras

El presidente del Banco Europeo de Inversiones (BEI), Werner Hoyer, toma la palabra durante la presentación de un proyecto financiado por el BEI para la regeneración urbana de Lisboa, en Lisboa, Portugal, hoy, 24 de octubre de 2016.

El presidente del Banco Europeo de Inversiones (BEI), Werner Hoyer, toma la palabra durante la presentación de un proyecto financiado por el BEI para la regeneración urbana de Lisboa, en Lisboa, Portugal, hoy, 24 de octubre de 2016.

Lisboa se ha convertido hoy en el primer municipio europeo en beneficiarse del Plan de Inversión para Europa, conocido como Plan Juncker, con un préstamo de 250 millones de euros cuyo objetivo será modernizar las infraestructuras de la capital portuguesa.

En la ceremonia de la firma del préstamo estuvieron presentes el presidente del Banco de Inversión Europeo (BEI), Werner Hoyer; el primer ministro luso, António Costa; el comisario europeo de Investigación, Ciencia e Innovación, Carlos Moedas, y el alcalde de Lisboa, Fernando Medina.

El conocido como Plan Juncker, por haber sido lanzado por el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, es un plan de inversión europeo para dinamizar el desarrollo de la Unión Europea (UE) mediante la movilización de hasta 350.000 millones de euros.

El préstamo se destinará especialmente a la inclusión social, además de ayudar a la ciudad de Lisboa a combatir las alteraciones climáticas, “siendo la primera prioridad el plan de drenaje, seguido de la regeneración urbana y la vivienda social”, indicó Fernando Medina.

El BEI y el municipio de Lisboa firmaron hoy la concesión de una primera parte de 100 millones de euros, de un préstamo total de 250, al abrigo de un plan de inversión para Europa destinado a contribuir al desarrollo urbano de la ciudad y a apoyar su crecimiento y competitividad a largo plazo.

“Préstamos como este son esenciales para que los ciudadanos de la UE conozcan lo que hacemos y comprendan nuestro apoyo concreto a sus vidas y actividades”, destacó por su parte Werner Hoyer.

El BEI es la institución de financiación a largo plazo de la UE, cuyo capital es propiedad de los estados miembros y su objetivo es financiar inversiones viables que contribuyan a concretar objetivos políticos.

Solo en el 2015 Portugal recibió del BEI más de 1.400 millones de euros para diferentes proyectos en todo el país.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada