Un sistema de respuesta a las fugas de hidrocarburos, presentado por Indra y Repsol en la la Clean Gulf Conference

En cuestión de minutos y sin intervención humana HEADS

Humo sale de la quema controlada de un derrame de crudo en el mar cerca de la BP en la costa de Luisiana, Golfo de México el 13 de junio de 2010.

El humo sale de la quema controlada de un derrame de crudo de la BP en el mar cerca en la costa de Luisiana, Golfo de México el 13 de junio de 2010.

Las multinacionales españolas Indra y Repsol presentarán esta semana en Tampa (Florida) su sistema automatizado de detección temprana de hidrocarburos (HEADS), que en cuestión de minutos y sin intervención humana alerta de pequeños vertidos en la superficie marina.

“Esta tecnología, única en el mundo, permite acortar los tiempos de respuesta durante la fase inicial de un accidente y, por tanto, aumenta la seguridad operacional de la industria de la energía en el mar”, señalan ambas compañías en un comunicado divulgado hoy con motivo de su participación en la Clean Gulf Conference.

Esta reunión anual, que este año se celebra del 1 al 3 de noviembre, es considerada la más importante de las que se llevan a cabo en Estados Unidos para tratar sobre cómo responder a las fugas de hidrocarburos y cuenta entre sus participantes también con reguladores estatales y federales de este país,

La finalidad de la Clean Gulf Conference es crear y consolidar las relaciones y los protocolos requeridos antes de que ocurra un accidente en mar o en tierra.

HEADS, que está ya operativo en instalaciones como refinerías, puertos y plataformas marinas, combina diferentes tipos de sensores (cámara infrarroja y radar), los cuales son asistidos por otros sensores meteorológicos y controlados por algoritmos inteligentes que permiten lanzar alertas tempranas sin necesidad de intervención humana, señala el comunicado.

El sistema completamente automatizado trabaja 24 horas los siete días de la semana, incluso bajo condiciones climáticas adversas, y se puede configurar específicamente para cada lugar.

En solo unos pocos minutos, puede detectar pequeñas cantidades de hidrocarburos en la superficie marina, lo que le convierte en un sistema de prevención anterior a la fase de respuesta en el caso de una emergencia.

“Esto es particularmente importante dado que las consecuencias de las fugas dependen del volumen derramado, lo que a su vez depende de la cantidad de tiempo durante la cual el hidrocarburo ha estado vertiéndose”, indicaron Indra y Repsol, líderes del sector tecnológico y de la energía, respectivamente.

Otras dos ventajas del sistema son, según el comunicado, la grabación de imágenes que permiten “reconstruir el incidente en detalle” y la racionalización de los costes.

Repsol, con actividades en más de 40 países y una plantilla de 27.000 personas, es una compañía global que cubre todas las fases de la cadena de negocio del sector de energía y ha logrado descubrir importantes yacimientos.

Indra es una compañía líder en tecnología y asesoría y un socio tecnológico para sus clientes de todo en mundo.

En 2015, cuando su facturación alcanzó 2.850 millones de euros, tenía 37.000 empleados, presencia local en 46 países y proyectos en más de 140 naciones.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada