Amazón estrena servicio en España para adquirir decenas de productos básicos de la cesta de la compra

Vista de Dash Button, el botón con Wi-Fi de Amazon que permite a los usuarios adquirir decenas de productos básicos de la cesta de la compra, como bolsas de basura, papel higiénico, detergente, pañales o potitos, y recibirlos en un día con sólo apretar el botón. Los botones están pensados para que el usuario los coloque en aquellas partes del hogar donde utiliza cada artículo con el fin de que haga el pedido cuando vea que se le está acabando.

Vista de Dash Button, el botón con Wi-Fi de Amazon que permite a los usuarios adquirir decenas de productos básicos de la cesta de la compra, como bolsas de basura, papel higiénico, detergente, pañales o potitos, y recibirlos en un día con sólo apretar el botón. Los botones están pensados para que el usuario los coloque en aquellas partes del hogar donde utiliza cada artículo con el fin de que haga el pedido cuando vea que se le está acabando.

Amazon estrena en España Dash Button, un servicio que permite a los usuarios adquirir decenas de productos básicos de la cesta de la compra, como bolsas de basura, papel higiénico, detergente, pañales o potitos, y recibirlos en un día con sólo apretar un botón.

Hasta ahora, el gigante del comercio electrónico sólo ofrecía este servicio en cuatro países: Estados Unidos, Reino Unido, Alemania y Austria, han explicado fuentes de la compañía, que con esta iniciativa quiere mostrar, una vez más, su apuesta por España.

Los botones funcionan con Wi-Fi y están pensados para que el usuario los coloque en aquellas partes del hogar donde utiliza cada artículo con el fin de que haga el pedido cuando vea que se le está acabando, como por ejemplo, colocar un botón de Gillette junto al lavabo.

Una vez pulsado el dispositivo, el cliente recibe una alerta al móvil para que confirme o anule el pedido. Como segunda medida de seguridad para evitar, por ejemplo, que un niño haga pedidos masivos, el usuario no podrá adquirir el mismo producto hasta que el pedido anterior le haya sido entregado.

Cada botón irá asociado a un determinado artículo de cada fabricante, según lo configure el usuario, que podrá pegarlo o colgado en cualquier parte de la casa.

Dash Button está reservado a los usuarios de suscripción o premium, y para poder acceder al servicio tendrá que comprar los dispositivos en la web de Amazon por 4,99 euros la unidad, cantidad que, no obstante, será reembolsada con el primer pedido.

Los clientes pueden pedir su Dash Button hoy mismo, aunque Amazon no empezará a enviar estos pedidos hasta el 15 de noviembre.

Inicialmente, este servicio está disponible para decenas de productos de 23 marcas: Air Wick, Ariel, Brabantia, BSN, Dodot, Durex, Fairy, Finish, Garnier SkinActive, Gillette, Hero, Kleenex, Maybelline, Men Expert (L’Oreal), Nerf, Optimum Nutrition, Play-Doh, Pompadour, Revitalift, Rexel, Scottex, Skip y Vileda.

La compañía estrenó este servicio en Estados Unidos hace año y medio con menos marcas que en España y ahora vende a través de este sistema en su país de origen más de mil productos de unas 200 enseñas.

En el último año, las ventas de Dash Button en Estados Unidos se han multiplicado por cinco y en la actualidad, Amazon recibe allí a través de estos “botones” tres pedidos por minuto, han dicho las mismas fuentes, que destacan que el objetivo es “eliminar la experiencia de compra” y hacer cada vez más fácil la vida de los usuarios.

En paralelo, la firma estadounidense lanzará en Europa Amazon Dash Replenishment, un servicio basado en la nube que permite a fabricantes como Bosch, Siemens, Samsung, Whirpool o Grundig integrar en sus electrodomésticos unos dispositivos que los clientes podrán configurar para realizar pedidos en Amazon automáticamente.

Así, por ejemplo, con este sistema la lavadora podrá pedir detergente para la ropa cuando perciba que se está acabando o la impresora, tinta cuando empiece a agotarse.

“A todos nos ha pasado que nos damos cuenta de que nos falta un producto justo cuando más lo necesitamos. Champú al entrar a la ducha o pastillas para el lavavajillas al ir a ponerlo en marcha. Es frustrante. Dash Button y Dash Replenishment están diseñados para acabar con esos momentos”, ha explicado el director de Amazon Dash, Daniel Rausch.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada