José Manuel Lara Bosch, un “cataluz”

La capilla ardiente del editor José Manuel Lara Bosch, fallecido ayer a los 68 años, se ha abierto hoy en el tanatorio de Sant Gervasi de Barcelona. En la foto, el presidente de la Caixa de Cataluña, Isidre Fainé a su llegada al tanatorio.

La capilla ardiente del editor José Manuel Lara Bosch, fallecido ayer a los 68 años, se ha abierto hoy en el tanatorio de Sant Gervasi de Barcelona. En la foto, el presidente de la Caixa de Cataluña, Isidre Fainé a su llegada al tanatorio.

El empresario y editor del grupo Planeta José Manuel Lara Bosch, que murió ayer en Barcelona a los 68 años, se definió a sí mismo como “cataluz”, una forma de visualizar su condición de catalán, pero profundamente vinculado con Andalucía.

 

Esa vinculación fue una herencia de su padre, José Manuel Lara, que nació en 1914 en El Pedroso, un pequeño pueblo de la sierra norte de Sevilla, y en la posguerra emigró a Barcelona, donde fundó el que con los años se ha convertido en el principal grupo multimedia español.

 

La dualidad catalano-andaluza ha estado presente en toda la trayectoria vital de José Manuel Lara Bosch, especialmente unido a la provincia de Sevilla, ya que este barcelonés llegó a decir que la capital sevillana, en la que se casó, era su ciudad “ex aequo”.

 

Por eso, el Ayuntamiento le nombró hijo adoptivo de Sevilla en 2013 y el alcalde, el popular Juan Ignacio Zoido, lamentó ayer su muerte y dijo que “siempre ha llevado a Sevilla en el corazón” y que su padre le había transmitido “el amor por esta ciudad”.

La capilla ardiente del editor José Manuel Lara Bosch, fallecido ayer a los 68 años, se ha abierto hoy en el tanatorio de Sant Gervasi de Barcelona. En la foto, en ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, a su llegada al tanatorio.

La capilla ardiente del editor José Manuel Lara Bosch, fallecido ayer a los 68 años, se ha abierto hoy en el tanatorio de Sant Gervasi de Barcelona. En la foto, en ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, a su llegada al tanatorio.

También en 2013 el Gobierno andaluz, compuesto por PSOE e IU, concedió a José Manuel Lara la medalla de Andalucía en reconocimiento de su “vínculo ancestral” con esta comunidad, distinción que reforzaba su condición de “cataluz” -o de “andalán”- después de que la Generalitat le concediera en 2007 la Creu de Sant Jordi.

 

Uno de los legados que la familia Lara ha dejado en Andalucía es la Fundación José Manuel Lara, creada en 1992, con sede en Sevilla, en la Casa Fabiola, una casa-palacio del XVI situada en el Barrio de Santa Cruz, y destinada al fomento y desarrollo de la cultura a través de proyectos editoriales y de investigación cultural.

 

El buque insignia de la Fundación es el premio Fernando Lara de novela, que lleva el nombre de un hermano de José Manuel fallecido en accidente de tráfico.

 

Este premio literario, dotado con 120.000 euros y que puede considerarse el “hermano pequeño” del Premio Planeta, ha recaído en figuras como Terenci Moix, el primero en ganarlo, Francisco Umbral, Fernando Sánchez Dragó, Ian Gibson o la última, Nativel Preciado, con “Canta solo para mí”.

 

Además del Fernando Lara, la Fundación otorga en Premio Málaga de Novela, en colaboración con el Ayuntamiento malagueño, el Domínguez Ortiz de biografía y el Manuel Alvar de estudios humanísticos.

 

También en Sevilla está la redacción de la revista literaria “Mercurio”, que se distribuye gratuitamente por las librerías.

 

Quizás para recordar sus veranos de la infancia en El Pedroso, a salvo del calor de la capital, y donde tenía contacto con la naturaleza serrana, después de la Exposición Universal de 1992, José Manuel Lara Bosch se compró una casa en Mairena del Alcor, donde solía ir todos los meses.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada