Las empresas que quieran atraer y retener al mejor talento de la generación de los mileniales deberán ofrecer puestos de trabajo motivadores

Varias personas hacen cola en la Oficina de Empleo.

Varias personas hacen cola en la Oficina de Empleo.

Sólo uno de cada cuatro mileniales -jóvenes nacidos durante las dos últimas décadas del siglo XX- consideran la estabilidad en el empleo como un factor de atracción a la hora de trabajar en una empresa, según la I Encuesta Millennials-Empresarios en Catalunya, elaborada por Grant Thornton.

El estudio, que parte de las respuestas de 268 jóvenes catalanes nacidos entre 1980 y 2000, así como de la opinión de 100 directivos de empresas medianas y grandes, de entre 100 y 500 empleados, identifica los principales factores de atracción y disuasión del nuevo talento y la posible brecha entre las expectativas de las nuevas generaciones y las de los empresarios.

Los datos se han presentado esta mañana en una jornada que ha coincidido con la inauguración de la nueva oficina de la consultora en Barcelona, en la que trabajarán más de 150 profesionales, y a la que han asistido el presidente de Grant Thornton, Alejandro Martínez, y la socia de la firma, Isabel Perea, entre otros.

En líneas generales, el documento revela que las empresas que quieran atraer y retener al mejor talento de la generación de los mileniales deberán ofrecer puestos de trabajo motivadores, con posibilidades de desarrollo profesional y espacio para conciliar la vida personal y familiar, un cambio de paradigma que hasta ahora sólo han considerado el 33 % de las empresas, según los datos aportados.

Concretamente, el 85 % de los mileniales encuestados señala el interés y el potencial de motivación del propio trabajo como uno de los aspectos más atractivos, por un 74 % que considera las posibilidades de desarrollo profesional como otro de los factores que tener en cuenta, y un 68 % que da una especial relevancia a las facilidades para conciliar la vida laboral y personal.

La posibilidad de obtener un buen salario y otras ventajas laborales, como seguros o coches de empresa, se sitúa en el cuarto puesto entre las motivaciones de estos jóvenes, mencionada por un 55 % de los preguntados.

“Los mileniales priorizan lo que podríamos llamar factores de calidad, una actitud bastante pragmática a la que las empresas deben adaptarse si quieren retener el talento de estos jóvenes”, ha sostenido el presidente de Grant Thornton, Alejandro Martínez.

Por su parte, Isabel Perea ha mencionado que “la propia noción de trabajo para muchos años puede no resultar tan atractiva para esta generación”, un punto en el que divergen los empresarios que, en el 58 % de los casos, considera este aspecto como uno de los más importantes para la atracción de talento.

A modo de conclusión, Perea ha indicado que “lo que más temen nuestros mileniales, más que los sueldos bajos o las escasas perspectivas de continuidad, es la posibilidad de acabar en una vía muerta laboral con un trabajo que no les gusta, que les roba horas de su vida personal y en el que no hay posibilidades de promoción interna”.

Además de las encuestas a 268 estudiantes catalanes, de centros como la Universidad Pompeu Fabra o la escuela de negocios ESADE, se han realizado 661 encuestas por internet, y la consultora ha anunciado que no descarta ampliar este análisis a nivel nacional de cara a los próximos años.

La consultora, que está presente en 130 países, cuenta en España con un equipo de más de 700 profesionales que dan servicio a 2.500 clientes a través de 9 oficinas ubicadas en Madrid, Alicante, Bilbao, Castellón, Málaga, Murcia, Pamplona, Zaragoza y Barcelona.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada