El Gobierno dice que sería mala señal no aprobar unos presupuestos dialogados

El ministro de Educación, Cultura y Deporte y portavoz del Gobierno, Iñigo Méndez de Vigo, durante la rueda de prensa que ha ofrecido tras la reunión hoy del Consejo de Ministros.

El ministro de Educación, Cultura y Deporte y portavoz del Gobierno, Iñigo Méndez de Vigo, durante la rueda de prensa que ha ofrecido tras la reunión hoy del Consejo de Ministros.

El portavoz del Gobierno, Iñigo Méndez de Vigo, ha afirmado hoy que sería “muy mala señal” que el nuevo Ejecutivo fuera incapaz de aprobar unos Presupuestos Generales del Estado de 2017 tras diez meses sin Gobierno y ha insistido en el diálogo, en que se buscarán los apoyos parlamentarios y “se hará un gran esfuerzo”.

“Somos conscientes de cuál no es nuestra mayoría, y tenemos que hablar, dialogar y encontrar un consenso con el resto de fuerzas políticas”, ha dicho Méndez de Vigo en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

El portavoz ha señalado que el Gobierno comenzará en las próximas semanas los contactos con los diferentes grupos parlamentarios para negociar el techo de gasto, el cuadro macroeconómico y los objetivos de estabilidad presupuestaria con el fin de convocar cuanto antes el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF).

Ha explicado que la convocatoria del CPFF se hará en el momento en que se estime que se puede llegar a un acuerdo en torno a los presupuestos y a los objetivos de déficit y deuda y ha incidido en que la prioridad es dar estabilidad y seguridad frente a Bruselas.

“El Gobierno hará un gran esfuerzo para aprobar esos presupuestos”, ha reiterado, porque “es bueno para España y para la Unión Europea”.

En este sentido, Méndez de Vigo ha recordado las previsiones económicas de la Comisión Europea (CE) para España que difieren de las del nuevo Ejecutivo ya que para 2016 la CE estima un alza del PIB del 3,2 % frente al 2,9 % que prevé el Gobierno, mientras que para 2017 la CE cifra el mismo crecimiento y lo sitúa en el 2,3 %.

La CE también espera que España cumpla este año con su objetivo de reducir su déficit público al 4,6 % del PIB, pero no el año próximo si el Gobierno no toma nuevas medidas para evitar que el desvío se eleve al 3,8 %, siete décimas por encima de lo exigido.

Méndez de Vigo ha destacado que actualmente España negocia y dialoga con Bruselas pero que no se ha hablado de medidas concretas de ajuste.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada