La UE acuerda elevar el gasto en seguridad, migración y empleo hasta 2020

Fotografía facilitada por el Banco de España del nuevo billete de 10 euros.

Fotografía facilitada por el Banco de España del nuevo billete de 10 euros.

Los estados de la Unión Europea (UE) apoyaron hoy aumentar en 6.000 millones de euros los fondos disponibles hasta 2020 para afrontar los “retos” en materia de inmigración, seguridad, crecimiento y empleo, al tiempo que elevaron la dotación de los instrumentos para necesidades inesperadas.

El consejo de ministros de Asuntos Generales de la UE abordó hoy su revisión del marco financiero plurianual para el periodo 2014-2020, que fija el techo de gasto comunitario para cada ejercicio, y decidió actualizar las previsiones de gasto con el respaldo de todos los países salvo Italia y Reino Unido.

“Vamos a ajustar el marco financiero plurianual para ponerlo en línea con los retos actuales de forma que estaremos mejor equipados y seremos más flexibles para responder a ellos”, dijo al término del encuentro Ivan Korcok, secretario de Estado de Asuntos Exteriores de Eslovaquia, país que desempeña la presidencia de turno de la UE.

En concreto, de los 6.000 millones de euros adicionales, 2.500 millones se destinarán a gestionar la inmigración en el interior de la Unión, mientras que 1.400 millones serán para atajar las causas de raíz de este fenómeno.

 Por otra parte, se concederán 1.200 millones de euros más para la Iniciativa por el Empleo Juvenil, el programa estrella de Bruselas para luchar contra el paro en ese colectivo, que se complementarán con otros 1.200 millones adicionales del Fondo Social Europeo.

Otros 875 millones de euros irán a parar al Programa para el Crecimiento y el Empleo, de los que 300 millones serán para el proyecto de transporte Connecting Europe; 200 millones para Horizonte 2020, destinado a ciencia, y 150 millones de euros para el Fondo Europeo de Inversiones Estratégica.

Unos 100 millones de euros se destinarán al programa de intercambio educativo Erasmus+, la misma cantidad que al programa Cosme para mejorar la competitividad de las empresas, y 25 millones para el programa Wifi4EU que promueve el acceso inalámbrico a internet en los 28.

Por otra parte, se eleva la dotación de los llamados “instrumentos flexibles” destinados a hacer frente a necesidades imprevistas, como la Reserva de Ayuda de Emergencia, que pasará de 280 a 300 millones de euros de dotación, o el Instrumento de Flexibilidad, que se eleva su cuantía de 471 a 600 millones de euros.

Korcok explicó que esto se ha hecho “sin elevar el techo de gasto” que se previó cuando se acordó el marco financiero en 2013, lo que se ha conseguido gracias al traspaso de fondos no utilizados en otros programas a proyectos con mayores necesidades y a un mejor aprovechamiento de los márgenes de gasto.

“No creamos presión indebida sobre los presupuestos nacionales de los países en un momento en que continúa la consolidación de las finanzas públicas”, dijo Korcok en referencia a una de las líneas rojas de los estados, que ven con reticencia las peticiones del Parlamento Europeo (PE) para que se rebasen los techos de gasto.

El acuerdo no contó con el beneplácito del Reino Unido, que se abstuvo, ni de Italia, que expresó sus reservas ya que, según dijo su secretario de Estado de Asuntos Europeos, Sandro Gozi, “tiene que haber muchas garantías sobre el aumento real de los fondos para nuestras prioridades”.

La aprobación final de la revisión, que se espera para finales de diciembre una vez haya pasado por la Eurocámara, requiere unanimidad, por lo que si Italia mantiene su veto hasta entonces el acuerdo quedaría en papel mojado.

Sin embargo, el amplio consenso alcanzado hoy y el hecho de que Italia no se opone a la posición de sus colegas sobre el presupuesto para 2017, permitirá avanzar en la negociación con el PE sobre las cuentas comunitarias, según dijo Korcok.

Mañana los países vuelven a reunirse, esta vez en un consejo de Economía y Asuntos Financieros, para debatir el presupuesto del año próximo con la Eurocámara, dado que si no se alcanza un acuerdo por mayoría cualificada antes del 17 de noviembre la Comisión Europea tendrá que presentar un nuevo presupuesto.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada