Los extranjeros que visitaron la Región Centro de Portugal en 2016 aumentaron un 12,5% respecto al año pasado

Un producto turístico muy adaptado al modelo de familia internacional, donde predomina el interés por el patrimonio, la cultura, la naturaleza o el turismo activo

El presidente de Turismo Centro de Portugal, Pedro Machado.

El presidente de Turismo Centro de Portugal, Pedro Machado.

La Región Centro de Portugal, una zona del interior de la península Ibérica donde se combina el turismo cultural y de naturaleza con el de playa, es uno de los destinos preferidos para Francia, España o Brasil y en el último año aumentó también el número de visitantes estadounidenses.

En una entrevista, el presidente de “Turismo do Centro de Portugal” (ente gubernamental), Pedro Machado, explicó que “ha crecido mucho en el segmento medio-alto el número de turistas que llegan al Centro de Portugal para permanecer en lugares singulares con un coste más elevado”.

Es el caso de alojamientos de alta gama situados en la “Aldeia Histórica” de Marialva, en Torres Vedras o en la singular Casa das Penhas Douradas, en pleno Parque Natural Sierra da Estrela.

Según los datos hecho públicos esta semana por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) de Portugal, los extranjeros que visitaron la Región Centro entre enero y septiembre de 2016 aumentaron un 12,5% respecto al año pasado.

Esto representa un total de 1.735.000 extranjeros, de los 4 millones de turistas que han llegado hasta este destino luso, que limita con Castilla y León, y Extremadura.

Machado argumentó que en esta región han sido capaces de articular un producto turístico muy adaptado al modelo de familia internacional, donde predomina el interés por el patrimonio, la cultura, la naturaleza o el turismo activo.

“Antes no éramos competitivos, ya que el turismo sólo era de sol y playa”, afirma Machado, que ve en la oferta del Centro luso como una posibilidad de practicar la actividad durante todo el año.

La segunda causa del incremento de visitantes en esta zona -la que más sube en la parte continental de Portugal- está marcada, a juicio de Pedro Machado, por los aeropuertos de Lisboa y Oporto.

“Han aumentado mucho los nuevos vuelos con destino a Portugal, algo que ha beneficiado mucho a las regiones próximas a Oporto o Lisboa”, dijo Machado.

De esta manera, muchos turistas que llegan a Coimbra -uno de los epicentros del turismo cultural de Portugal- o a las playas de Aveiro lo hacen tras entrar por los aeropuertos de Oporto o Lisboa.

La calidad de los alojamientos, con fuertes inversiones para mejorar los hoteles o los restaurantes es, según Machado, otro de los factores que ha influido en dicho incremento.

“Ofrecemos productos muy diferenciados y de mucha calidad como, por ejemplo, los del Parque Natural Sierra da Estrela”, explica el presidente.

La gastronomía portuguesa también aporta un plus, ya que “muchos eligen la Región Centro porque saben que hay platos en los que se combina la tradición con la modernidad”.

De esta manera, en los próximos meses continuarán con la promoción interna y externa y, por ejemplo, ya tienen cerrada la participación tanto en la Feria INTUR (Turismo de Interior) de Valladolid y en la de FITUR, de Madrid.

Además, también promocionarán esta región limítrofe con España en la Feria de Turismo de Berlín, la de Turismo y Naturaleza de Amsterdam o el próximo mes de diciembre en la de Artesanía de Milán.

Las buenas prácticas puestas en marcha por Turismo do Centro se verán recompensadas los días 30 de noviembre y 1 de diciembre, ya que van a ser distinguidos en Túnez por la Confederación Europea de Agencias de Viaje como “Destino Preferido”.

Además, según avanzó Machado, la Organización Mundial del Turismo celebrará su reunión anual en septiembre próximo en Portugal, en la ciudad de Ourem, donde se encuentra el Santuario de Fátima, uno de los mayores centros de peregrinación del mundo y que en mayo próximo visitará el papa Francisco, con motivo del centenario de las apariciones de la virgen.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada