Juan Vicente Boo, autor de El Papa de la Alegría, el periodista que “intenta comprender” a Francisco “desde dentro”

Montserrat Doval, Juan Vicente Boo y Ángel Guerra.

Montserrat Doval, Juan Vicente Boo y Ángel Guerra, en la presentación de ‘El Papa de la Alegría’.

“Es más profundo y articulado [su pensamiento] de lo que parece, aunque se encargue de disimularlo… Hay más de lo que quiere que se vea” afirmó anoche Juan Vicente Boo, corresponsal de ABC en el Vaticano durante 18 años, ante un auditorio de vigueses a los que definió como “amigos de Francisco y que aprecian a Francisco”.

El periodista fue presentado por la periodista y profesora-doctora de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Vigo, Montserrat Doval. La profesora destacó que en el libro El Papa de la Alegría (Espasa)” Juan Vicente Boo realizó “un trabajo imprescindible para sus lectores”. Doval ensalzó el papel de los corresponsales y sus crónicas frente a “la palabrería” de la “era post-verdad”. A su juicio Juan Vicente Boo nos dice lo que hay que saber, nos muestra a los protagonistas, en este caso el Papa Francisco, hablando y actuando, diciendo lo que el protagonista de la información quiere decir, no lo que el periodista querría que dijera”.

Antes Ángel Guerra explicó que este encuentro con el autor de El Papa de la Alegría estaba organizado por GEA-Vigo, Grupos de Estudios de Actualidad. Definió GEA como “una ong de la cultura” con otros 30 organismos semejantes y un panel de expertos en distintos temas dispuestos a disertar allá donde se les requiera de forma gratuita.

También contó su relación con la ciudad de Vigo, ya que Boo nació en A Pobra do Caramiñal, A Coruña, 1954.  Y añadió: “Esta es una ciudad en la que se entiende el trabajo. Hay otros muchos ambientes en los que el trabajo no se valora suficientemente”.

Juan Vicente Boo calificó su trabajo de “balance” de lo que lleva de pontificado el Papa Francisco. Testigo del paso de los papas san Juan Pablo II durante ocho años y Benedicto XVI otros ocho y los casi cuatro del actual, Juan Vicente explicó cómo unas palabas de san Juan Pablo le influyeron sobremanera en su forma de trabajar. Eran estas: “Muchos intentan comprenderme desde fuera, pero yo solo puedo ser comprendido desde dentro”.

En su libro, El Papa de la Alegría, trata de los rasgos de personalidad del Papa Francisco, de su forma de actuar: “con una estrategia a largo plazo, de ajedrecista” una forma muy romana de trabajar. Además, El Papa de la Alegría trata de las directrices de su actuación.

Boo admite que este entendimiento está condicionado por su formación universitaria de economista y sus trabajos periodísticos anteriores como corresponsal en Bruselas y Nueva York.

Juan Vicente Boo, antes de las preguntas del público, consumió 20 minutos junto con sus presentadores, se centró en la figura de Francisco y el mundo del trabajo. El Papa, que fue perito químico, organizó unos encuentros de los movimientos populares. Citó a cartoneros, recicladores, pescadores independientes… y les dijo: “Ustedes no se dejen narcotizar por el asistencialismo del Estado. Ustedes no piden, sacan adelante a sus familias con trabajos humildes que son un servicio a la sociedad y al medio ambiente…”. Para Boo es un enfoque inédito y revolucionario de un sector del mundo del trabajo.

Además, el periodista corresponsal de ABC en el Vaticano subrayó que los primeros en darse cuenta de “la extraordinaria valía de Francisco fueron las grandes empresas norteamericanas y los medios ‘súper biblias del capitalismo’”, señaló Boo. Y como caso práctico de esto señaló que el Foro Mundial de Fortune/Time 2016 se celebrará por primera vez en Roma los días 2 y 3 de diciembre próximo. “Son las 500 empresas más importantes del mundo y los 100 líderes más influyentes del mundo”. En la web del Foro se recogen citas del Papa Francisco como las que “llaman a una economía más inclusiva y humana”.

Después se sucedieron las preguntas, orales y escritas, del público sobre el Papa Francisco (ver vídeo).

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada