Los ministros europeos empiezan a fijar sus líneas rojas en la negociación de cuotas pesqueras

En particular, España aspira a aminorar la bajada del 36 % propuesta por Bruselas para la merluza sur y del 45 % para el jurel de la zona VIIIc, del Golfo de Vizcaya a Fisterra.

En particular, España aspira a aminorar la bajada del 36 % propuesta por Bruselas para la merluza sur y del 45 % para el jurel de la zona VIIIc, del Golfo de Vizcaya a Fisterra.

Los ministros europeos de Pesca iniciaron hoy la difícil negociación de las cuotas pesqueras en el Atlántico y el Mar del Norte en 2017 y empezaron a definir sus líneas rojas, con el objetivo de cerrar un acuerdo mañana martes.

La ministra española de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, dijo que España peleará por obtener las mejores posibilidades para la flota nacional e incluyó entre sus prioridades a la merluza sur y al jurel del oeste, para los que pedirá reducir los recortes propuestos por Bruselas.

Aseguró en particular a su llegada a la reunión que España tratará de reducir las bajadas del 36 % en la cuota propuesta por la Comisión Europea para la merluza sur y del 45 % para el jurel de la zona VIII.

En ese contexto, la titular española recordó que la Política Pesquera Común no dice que sea necesario alcanzar el RMS con carácter inmediato y añadió que defenderá que se tengan también presentes “los intereses socio-económicos de los pescadores españoles”.

La ministra indicó que defenderá además un incremento de las posibilidades pesqueras para el rape del norte, la raya y el gallo del sur, especies para las que cree que es factible ese aumento, sobre la base de “los indicadores de la biomasa”, que revelan la buena situación de la pesquería.

El mayor recorte incluido en las propuestas de Bruselas afecta al bacalao en aguas de Irlanda y de Portugal y los caladeros incluidos en las zonas IX (Galicia, Portugal y golfo de Cádiz), para los que la Comisión plantea una reducción del 68,3 %.

Fuentes comunitarias indicaron que esa rebaja será probablemente difícil de digerir para los ministros europeos de Pesca y auguraron duras negociaciones en el Consejo.

Los ministros se dedicaron hoy fundamentalmente a temas agrícolas, pero en paralelo comenzaron las reuniones a tres bandas, entre cada uno de los países, la CE y la presidencia de los Veintiocho, que este semestre ejerce Eslovaquia, para avanzar en las negociaciones pesqueras.

España fue uno de los primeros países en mantener uno de esos encuentros, conocidos como “confesionarios” en la jerga comunitaria y donde García Tejerina expuso la posición española.

Tradicionalmente son los países con más peso en el sector pesquero, como España, Francia o Reino Unido, los primeros en celebrar esas reuniones.

Además, la delegación española mantuvo reuniones bilaterales con sus homólogos de Francia, Portugal e Irlanda, indicaron fuentes diplomáticas.

Está previsto que la primera “propuesta de compromiso” para intentar llegar a un acuerdo la presente la presidencia europea el martes por la mañana y la debatan los ministros a partir de ese momento.

El Consejo podría prolongarse hasta entrada la noche, como suele ocurrir en estas reuniones.

Tejerina también tenía previsto reunirse hoy, en los márgenes del Consejo, con representantes del sector pesquero, incluido el secretario general de CEPESCA, Javier Garat.

Según un informe publicado a mediados del pasado noviembre por la organización internacional de conservación marina Oceana, las capturas en aguas de la UE podrían incrementarse un 57 % si las poblaciones pesqueras se explotaran de forma sostenible.

De esa manera, según la ONG, si las propuestas siguieran las recomendaciones científicas, las capturas podrían aumentar en cinco millones de toneladas e incluirían incrementos del 300 % o más en el caso del eglefino y bacalao en el Mar del Norte, así como en algunas poblaciones de bacalao en el Mar Celta y de la sardina en aguas del Cantábrico.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada