Montoro defiende subir el impuesto de sociedades como la vía más neutral de elevar los ingresos

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, durante su intervención esta mañana en el pleno del Congreso que hoy debate, entre otros asuntos, la convalidación de dos reales decretos-ley y el acuerdo del Gobierno por el que se fija el objetivo de estabilidad presupuestaria para el periodo 2017-2019, y el techo de gasto para los Presupuestos de 2017.A la derecha, el ministro de Econnimía, Luís de Guindos sale del hemíciclo.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, durante su intervención esta mañana en el pleno del Congreso que hoy debate, entre otros asuntos, la convalidación de dos reales decretos-ley y el acuerdo del Gobierno por el que se fija el objetivo de estabilidad presupuestaria para el periodo 2017-2019, y el techo de gasto para los Presupuestos de 2017.A la derecha, el ministro de Econnimía, Luís de Guindos sale del hemíciclo.

El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, ha defendido hoy que los cambios aprobados para los impuestos de sociedades y especiales es la forma más “neutral” de incrementar los ingresos públicos sin afectar a la recuperación económica y la creación de empleo.

“Entendemos que es la (forma) menos perjudicial para la continuidad” de la recuperación, ha argumentado Montoro durante su intervención ante el Pleno del Congreso para exponer el decreto ley de medidas tributarias aprobado por el Gobierno el pasado 2 de diciembre.

Este real decreto ley, cuya convalidación debate hoy el Congreso, recoge, entre otras medidas, cambios en el impuesto de sociedades, modificaciones en los impuestos especiales del alcohol y el tabaco y la subida del salario mínimo interprofesional (SMI).

Montoro ha explicado que el objetivo de este decreto es aumentar los ingresos públicos en unos 7.500 millones de euros para contribuir a cumplir el objetivo de déficit público pactado con Bruselas, que obliga a un ajuste de 16.000 millones de euros para pasar del 4,6 % del PIB este año al 3,1 % en 2017.

 Esta es “la más neutral de las formas de recabar ingresos tributarios en una situación económica como la que estamos atravesando”, ha insistido Montoro, al tiempo que ha recordado que se trata de un ingreso estructural.

El ministro ha señalado que estas medidas “son fruto del diálogo y el entendimiento” con otros grupos políticos, por lo que previsiblemente saldrá adelante con el apoyo de PP y PSOE, junto a la abstención de Ciudadanos y PNV.

Montoro ha detallado que los cambios en el impuesto de sociedades pretenden “sanear” el gravamen, de manera que los tipos efectivos se acerquen a los nominales mediante la eliminación de exenciones.

A esto se añaden la “subida moderada” de los impuestos especiales al alcohol y el tabaco, en este último caso “por motivos de sanidad” y cuya tributación, pese a ello, continúa por debajo de otros países europeos.

El decreto también incluye limitaciones para los aplazamientos de las deudas tributarias porque “cuando ya se ha cobrado el IVA, lo lógico es que las empresas lo reserven para ingresarlo a la Hacienda Pública y no lo reserven para su tesorería”.

Otras medidas recogidas en la normativa son la prórroga del impuesto sobre el patrimonio, la actualización de los valores catastrales para 2.452 municipios, la subida del salario mínimo interprofesional o de las bases máximas de cotización a la Seguridad Social.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada