Cómo reclamar el dinero de las cláusulas suelo

Decenas de personas protestan en Gijón en contra de las cláusulas suelo de las hipotecas.

Decenas de personas protestan en Gijón en contra de las cláusulas suelo de las hipotecas.

El Tribunal Superior de Justicia Europeo (TJUE) ha dado un golpe encima de la mesa a favor de los hipotecados con cláusulas suelo que estaban pagando mucho más por su préstamo de lo que les correspondía ya que no se beneficiaban en su totalidad de la bajada de los tipos de interés.

Se trata de un pronunciamiento judicial a favor de los derechos de los consumidores al declararse la nulidad de esas cláusulas suelo con retroactividad desde que se sufriera el perjuicio y no sólo desde 2013, como había sentenciado el Tribunal Supremo de España.

Conocida la sentencia, ¿qué deben hacer los afectados?  El primer paso es comprobar que se tiene clausula suelo en la hipoteca y evaluar el quebranto que ha causado el banco al no bajar el tipo de interés lo que tenía que haberlo hecho si no hubiera existido ese mecanismo. A continuación hay que ponerse en manos de abogados especializados en materia hipotecaria. Para calcular la cuantía total a reclamar hay diferentes organismos de protección de los consumidores, como la OCU, que han puesto calculadoras online a disposición de los consumidores.

Calculado el perjuicio y con el respaldo dun buen asesoramiento legal, hay que solicitar al servicio de atención al cliente (sac) de la entidad la eliminación de la cláusula suelo. Esta reclamación se puede realizar directamente en el sac o en cualquier oficina del banco. Además de la documentación correspondiente a la hipoteca y la cuantía reclamada, el usuario debe presentar un escrito con la correspondiente reclamación.

Lo más favorable es conseguir una modificación del contrato de la hipoteca sin firmar un nuevo acuerdo hipotecario y así evitar costes de gestión. Si el banco acepta, se habrá conseguido el primer objetivo. Sin embargo, si la entidad se niega el afectado deberá presentar una nueva reclamación ante el Banco de España o directamente acudir a reclamar ante los tribunales.

Si la entidad acepta la solicitud del cliente, éste tendrá que seguir dando pasos burocráticos. El último será que la entidad firmante reembolse el dinero al cliente. Lo más recomendable es empezar realizando una petición de devolución a la entidad financiera, pero si ésta se negara, una vez más, la única alternativa es acudir a los tribunales aportando toda la documentación necesaria.

Es un verdadero laberinto administrativo y judicial, pero hay mucho dinero en juego. La cifra varía según las fuentes, pero casi todas coinciden en que son más de 4.000 millones a devolver. No está nada mal. Y a ello hay que sumar el que los bancos ya no podrán imponer estas cláusulas nunca más.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada