Los jugueteros dan el empuje final para facturar 1.500 millones, un 4 o 5 % más que el pasado ejercicio

Varias personas acuden a una juguetería.

Varias personas acuden a una juguetería.

Los jugueteros españoles encaran con optimismo su ‘gran’ semana de ventas con el objetivo de alcanzar durante estos días entre el 10 y 11 por ciento de su facturación anual.

En declaraciones, el presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ), José Antonio Pastor, ha señalado hoy que si las cosas siguen evolucionando positivamente y se cumplen las expectativas, la campaña anual (que acaba el 8 de enero) debería culminar con una facturación total cercana a los 1.500 millones de euros, lo que supondría entre el 4 y 5 por ciento más de los 1.400 del pasado ejercicio.

Este dato podría haber sido aún mejor de no haber sido, ha apuntado Pastor, por el resultado del referéndum de la salida del Reino Unido de la UE (el ‘Brexit’) ya que este mercado supone el 6 por ciento de las exportaciones y el citado proceso ha causado el desplome de las ventas a este país en torno al 40 por ciento.

En todo caso, el presidente de esta patronal que tiene su sede en Ibi (Alicante), una de las poblaciones del ‘valle del juguete’, confía en las ventas entre hoy el próximo día 6 para cerrar un buen año.

“Es una semana larga y la gente lo aprovecha y va de compras, porque los españoles somos un consumidor muy de ‘última hora'”, ha explicado Pastor, que ha recordado que en 2011 ya cayó el día de Reyes en viernes y, entonces, la última semana fue “muy buena”.

Las ventas nacionales de los fabricantes españoles suponen alrededor del 60 por ciento de la facturación y, a falta de cerrar las cifras, han aumentado en 2016 entre el 5 y el 6 por ciento.

Se vendió más de lo habitual en noviembre, principalmente por el “tirón” del ‘black friday’, y tras un comienzo de diciembre más discreto precisamente por efecto de esa jornada comercial, se ha vuelto a coger fuerza.

En cuanto a las exportaciones, los principales mercados, que encabezan Portugal, Francia, Italia y Alemania, han tenido un buen comportamiento con subidas de entre el 1 y 2 por ciento.

Sin embargo, “el Brexit ha pasado factura” con una caída de ventas a ese país de alrededor del 40 por ciento, como se refleja que hasta agosto se pasara de 27 millones de euros a 16, lo que provocará que el acumulado del exterior se vaya a cerrar con una ligera disminución, que Pastor prevé en unas décimas.

De hecho, el Reino Unido era el cuarto destino de los juguetes nacionales y ha descendido una posición en detrimento de Alemania.

“Si se hubiesen cumplido todas las expectativas y el Brexit no hubiese pasado factura, habría sido un excelente año”, pese a lo cual ha sido “bueno” ya que se alcanzará una facturación superior a los años anteriores a la crisis, periodo en el que las ventas llegaron a caer el 30 por ciento.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada